•  |
  •  |
  • EFE

El Banco Mundial calificó este jueves como positivas las medidas de contención de gasto anunciadas por el gobierno de Costa Rica para hacerle frente al déficit fiscal de 6,2% del PIB.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, anunció este miércoles al plenario del congreso un drástico paquete de recorte de gasto público que incluye el congelamiento de salarios de altos funcionarios públicos y reducciones en el presupuesto gubernamental de viáticos, propaganda, viajes y actividades protocolarias.

"Los mayores desafíos que enfrenta Costa Rica en la actualidad son reducir el déficit fiscal y estabilizar la deuda pública, ya que son una amenaza para los principios que rigen su pacto social", dijo el Representante del Banco Mundial para Costa Rica, Fabrizio Zarcone.

Agregó en un comunicado del Banco Mundial que "si bien las medidas anunciadas por la ministra Aguilar no son suficientes para reducir el déficit fiscal en esta magnitud, son necesarias para iniciar una senda de consolidación".

Zarcone insistió en que el legislativo debe aprobar el proyecto de ley de fortalecimiento de las finanzas públicas, que permitiría hacer cortes adicionales al gasto estatal y realizar una reforma tributaria.

Los últimos cuatro gobiernos costarricenses han intentado hacer una reforma fiscal, sin éxito, y en este período el déficit fiscal ha crecido de forma sostenida.

Partidos de oposición en la Asamblea Legislativa han condicionado su apoyo a la reforma tributaria a que el gobierno adopte medidas de austeridad fiscal.