•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de Panamá lanzó hoy una campaña en redes sociales y medios de comunicación para concienciar a la sociedad sobre el trabajo infantil y tratar de erradicar esa lacra social antes de 2020.

"Bajo ninguna condición es aceptable el trabajo infantil, nuestros niños, niñas y adolescentes pierden su presente y sacrifican su futuro, ya que al involucrarse en actividades propias de adultos se exponen a todo tipo de abusos y riesgos", indicó el ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles.

 Lea: Más de 100 mil voluntarios participarán en jornada de reforestación en Panamá

La campaña, denominada "Existen Pasiones que Mueven al Mundo y Acciones que Pueden Cambiarlo", se hará en redes sociales y medios de comunicación y usará la etiqueta #NoMásTrabajoInfantil, explicó el ministerio.

"Panamá ha reducido a la mitad las cifras del trabajo infantil gracias a las alianzas público-privada y al apoyo de los gremios sindicales y empresariales que se han sumado a esta lucha de construir un Panamá mejor en donde los niños y niñas puedan estudiar, jugar, crecer y divertirse", añadió en el mismo comunicado.

 Lea más: Abogan por mayor divulgación en Panamá de ley que protege a enfermos crónicos

La última encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) señala que en 2016 había en Panamá 23.855 niños trabajadores, casi un 12 por ciento menos que los registrados en 2014.

Según los datos oficiales, más del 64 por ciento de los niños panameños que trabajan lo hacen en el sector agropecuario, principalmente en zonas indígenas y alejadas de la capital.

 Admás: Panamá dice que en julio inicia negociación de un TLC con China

Panamá, sin embargo, es uno de los países de Centroamérica que registra las tasas más bajas de trabajo infantil y, según diversos organismos internacionales, podría convertirse en 2020 en uno de los primeros países de la región en ser declarado libre de trabajo infantil.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que en el mundo hay 152 millones de menores obligados a trabajar, de los cuales 13 millones lo hacen en América Latina y el Caribe.