•  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de salud de Costa Rica anunciaron hoy que comenzarán el 11 de junio la campaña anual de vacunación contra cuatro cepas de influenza, para la cual ha invertido 7,5 millones de dólares en vacunas.

La coordinadora de Inmunizaciones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Leandra Abarca, explicó en un comunicado que la entidad adquirió una vacuna de gran calidad, ya que protege contra cuatro cepas diferentes: dos de la influenza A (H1N1 y H3N2) y dos de la influenza B (Yamagata y Victoria), que son las cepas que más afectan a la población del hemisferio sur.

La funcionaria destacó que Costa Rica es uno de los pocos países de la región que adquirió esta vacuna, la cual es la que recomendará la Organización Mundial (OMS) para los próximos años.

En total, la CCSS adquirió 1,3 millones de vacunas, lo que supone una inversión de 7,5 millones de dólares.

Las autoridades darán prioridad de vacunación a los niños mayores de seis meses y menores de cinco años; la población mayor de 60 años, así como personas con factores de riesgo como las obesas, diabéticas, cardiópatas, con problemas respiratorios y embarazadas, cuya edad está comprendida entre los cinco años y los 60 años.

En el 2017 murieron en Costa Rica 76 personas por causas asociadas a la influenza, 43 víctimas menos que en el 2016.