•  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras modificó hoy las alertas preventivas en varias regiones del país por la disminución de las lluvias que han afectado a la mayor parte del territorio en los últimos días.

La "alerta amarilla" (evacuación preventiva) que regía desde el domingo para el central departamento de Francisco Morazán, donde se localiza la capital hondureña, pasó a "verde" (preventiva), en la que había estado antes, indicó la Copeco en un comunicado.

En "alerta verde" estaban 12 de los 18 departamentos del país, pero a raíz de que las lluvias han comenzado a "disminuir significativamente" se suspendió en seis.

Bajo esa medida preventiva se mantienen los departamentos de Francisco Morazán, Comayagua, Copán, Ocotepeque, Lempira e Intibucá, en el centro y occidente del país.

Además, hoy fueron declaradas en "alerta verde" algunas comunidades de los departamentos de Cortés, Yoro y Atlántida, en el norte, por el desbordamiento de varios ríos caudalosos.

Los departamentos en los que se suspendió la "alerta verde" son Olancho, El Paraíso, Choluteca, Valle y La Paz, en el oriente y sur del país, los tres primeros fronterizos con Nicaragua y los dos últimos con El Salvador.

Las lluvias han causado inundaciones, deslizamientos de tierra y daños en carreteras y algunas viviendas en varios municipios del país.

Según la Copeco, a raíz de las últimas lluvias, el domingo fueron atendidas más de 420 personas perjudicadas.

El organismo de protección civil le recordó a la población que "no deben realizar acciones temerarias como cruzar vados, ríos o quebradas crecidos, ya que la corriente puede arrastrar a una persona fácilmente aún si se conduce a bordo de un vehículo"

Además, recomendó a los pobladores que verifiquen "si existen grietas en el suelo o en paredes de las viviendas, ya que ambos aspectos son señal de que puede producirse un deslizamiento".