•   España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) acusó hoy a las autoridades políticas de cometer un "grave error" en el sistema de asilo al no reconocer a las víctimas de las maras procedentes de los países de Centroamérica, pues son personas que necesitan "protección internacional".

CEAR emprendió la campaña "Guerra no encontrada" para defender los derechos de las personas que huyen de las pandillas juveniles violentas de esa región. Más de 30 personas simularon en una céntrica plaza de Madrid que caían al suelo "abatidas" para denunciar esta situación.

 Un niño costarricense no acompañado fue encontrado en el desierto de Arizona

La secretaria general de CEAR, Estrella Galán, aseguró a la prensa que se trata de una "guerra oculta", con "13.129 homicidios" el año pasado en El Salvador, Honduras y Guatemala. Uno de los lemas de las maras es "ver, oír y callar" y las víctimas de esta violencia no pueden denunciar los delitos por "temor a las represalias y porque no confían en las autoridades cuya protección es ineficaz", explicó Galán.

Según CEAR, las personas que se niegan a colaborar con las pandillas son sometidas a "brutales represalias" como palizas, agresiones sexuales e incluso asesinato y desapariciones sin "tener ninguna protección por parte de los gobiernos".

 El Salvador reitera petición a EEUU para que "desista" de separar a familias

"El Estado español no puede seguir negando que son víctimas y necesitan protección", enfatizó Galan, que pidió al Gobierno español un "nuevo criterio y mirada" y que no se rechacen, "como hasta ahora", más de 2.200 solicitudes de asilo.