•  |
  •  |
  • EFE

El Salvador pretende triplicar en los próximos años la cuota de turistas europeos hasta el 15 % del total que recibe, informó hoy en Praga el ministro salvadoreño de Turismo, José Napoleón Duarte, esta semana de gira por Europa central.

Tras visitar Berlín, Duarte mantuvo hoy en la capital checa un encuentro con el jefe de la sección del turismo del Ministerio de Desarrollo Regional checo, David Koppitz, y posteriormente la delegación salvadoreña viaja a Varsovia, donde finalizará el viaje a Europa.

El Salvador es visitado actualmente por unos 2,2 millones de turistas cada año, de ellos solo un 5 % europeos, frente a la cuota del 10 % que logran los demás países centroamericanos.

La mayor parte de los turistas en El Salvador proceden de Estados Unidos y de los países vecinos de Centroamérica. "La suma de nuestros mercados representa más de 20 millones de turistas al año y estamos con crecimientos importantes de uno o dos dígitos", explicó Duarte en declaraciones a Efe en Praga.

Sus datos se refieren a ocho países de la región: El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala, además de Costa Rica, Belice, República Dominicana y Panamá.

En los dos últimos años, la afluencia de turistas a El Salvador creció un 10,8 % y 14%, respectivamente, dijo el ministro, sin precisar en cuánto tiempo pretende alcanzar el crecimiento entre los turistas europeos.

Duarte acudió a Praga para reactivar el actual memorando de cooperación en materia turística con la República Checa. Además, quiere facilitar un "diálogo sobre cooperación, experiencias, seguridad y temas de conectividad y saturación de los mercados", precisó el ministro.

El Salvador, aseguró Duarte, está interesado en emular las mejores prácticas en esta materia de Estados Unidos con Corea, Rusia y la Unión Europea (UE), y de los europeos con el mercado chino.

Sobre el alto nivel de inseguridad en El Salvador, Duarte afirmó que el sector turístico no sufre por esos problemas, gracias a la ayuda de la "policía turística", cuya dotación financiera a través del fondo de contribución especial ha crecido. "Sorprendentemente, nosotros no tenemos problemas con el sector turístico.

Es una bondad de El Salvador, que estoy muy tranquilo promocionando a nivel mundial", concluyó Duarte, para quien el aumento del número de turistas es la "mejor prueba" de que la violencia no frustra el desarrollo de este sector.