•  |
  •  |
  • EFE

La comunidad de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI) exigió hoy al Estado salvadoreño la creación de espacios culturales, de sana convivencia y deportivos donde esta población pueda compartir en paz y libre de todo tipo de discriminación.

La Federación Salvadoreña LGBTI y la Asociación de Generación de Hombres Trans de El Salvador izaron este jueves una bandera de la diversidad sexual en la Plaza de las Banderas, en San Salvador, y aprovecharon para pedir al Gobierno más apoyo para acabar con la discriminación que aún sufre esta población.

Asimismo, demandaron la creación de pautas culturales y educativas que acerquen a estas personas con el resto de la sociedad y que faciliten la comprensión de la realidad de unos y otros.

Además, exigieron la plena inclusión de la población LGBTI en los programas educativos, deportivos y culturales implementados por el Gobierno salvadoreño.

En el evento participaron la titular del Ministerio de Cultura, Silvia Regalado, y el director de Diversidad Sexual de la Secretaría de Inclusión Social, Cruz Torres, quien felicitó a la comunidad LGBTI "por el esfuerzo colectivo y las acciones que han construido y dirigido para garantizar que El Salvador sea un país respetuoso de la diversidad".

"Hago un llamado a las familias, comunidades y a la sociedad en general a reconocer que el respeto a la diversidad y a los derechos humanos garantiza la edificación de una sociedad justa, pacífica y democrática que beneficia a todos", agregó Torres.

Según los registros de las organizaciones sociales, entre las tres primeras ciudades de El Salvador, que son San Miguel, Santa Ana y la capital, existen aproximadamente 6.000 miembros de este colectivo.