•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las muertes en Honduras por gripe o influenza subieron de 18 a 21 esta semana, al tiempo que se contabilizan más de 300 pacientes que han contraído el virus, informó hoy una fuente oficial.

El último fallecimiento es el de un niño de 9 meses, que murió por la influenza del tipo B, afirmó a periodistas el coordinador nacional de Vigilancia de la Salud, Homer Mejía. Agregó que el menor era originario del municipio de Marcovia, departamento de Choluteca, fronterizo con Nicaragua, sur de Honduras.

El país centroamericano contabiliza en lo que va del año más de 300 casos de pacientes que han contraído la gripe del tipo AH1N1, la mayoría en los departamentos de Francisco Morazán y Cortés, centro y norte de Honduras, según cifras de la Secretaría de Salud.

Mejía instó a la población, especialmente a grupos de riesgo, conformados por menores de 5 años, mujeres embarazadas, personas con patologías de base, mayores de 60 años y personal de salud, a vacunarse contra la gripe o influenza para evitar el contagio de esta enfermedad.

Enfatizó, además, que la vacunación puede evitar la aparición de complicaciones causadas por el virus que provoca esta enfermedad respiratoria frente a la que los antibióticos no resultan efectivos. La medida preventiva más importante contra la gripe, según las autoridades sanitarias, es el lavado frecuente de manos.