•  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades guatemaltecas de protección civil continúan vigilando la actividad de los tres volcanes activos, Fuego, Pacaya y Santiaguito, que hoy continúan generando desgasificaciones y explosiones.

El volcán de Fuego, que el pasado 3 de junio tuvo una erupción que dejó al menos 113 muertos y 332 desaparecidos, tiene una fumarola de color blanco y avalanchas débiles y moderadas en el cráter que se dirigen hacia las barrancas Seca, Ceniza, Las Lajas y El Jute.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología señaló, en un boletín, que el cono, ubicado a unos 50 kilómetros al oeste del capital, por el momento no tiene explosiones y solo genera "exhalaciones de gas".

Volcán de Fuego de Guatemala

Por su parte el Santiaguito, ubicado en el departamento de Quetzaltenango, tiene una desgasificación de color blanca de 2.900 metros de altura sobre el nivel del mar que se dispersa hacia el suroeste y registra, además, explosiones débiles y moderadas que elevan una columna de ceniza blanca de 3.200 metros de altura.

Otro de los volcanes en constante actividad, el Pacaya, tiene un flujo de lava de 700 de largo por 60 de ancho que desciende por el cráter y genera explosiones "pequeñas" de 25 metros de altura.

Volcán Santiaguito

La estación sísmica registra además un tremor -vibración interna-, generado por la presión de los gases y el arrastre de los flujos de lava.

Fuego y Santiaguito, junto al Pacaya, de unos 2.252 metros de altura y ubicado en el departamento de Escuintla, son los tres volcanes más activos de los 32 que tiene el país centroamericano.