•  |
  •  |
  • EFE

El Congreso de Guatemala resolvió hoy aplazar hasta este viernes la decisión de aceptar o no la ampliación del Estado de calamidad decretado por el Gobierno tras la erupción del volcán de Fuego, que ha dejado 113 muertos y unos 332 desaparecidos.

Los parlamentarios estaban convocados este jueves a una sesión plenaria extraordinaria para conocer este aspecto, pero el hemiciclo se quedó vacío y no se llegaron a reunir los 105 congresistas necesarios para conocer este punto.

Es por ello que el presidente del Congreso, Álvaro Arzú, convocó a sus compañeros para este viernes a una nueva sesión extraordinaria, cuando vence el plazo.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, decidió este lunes prorrogar por 30 días más el estado de calamidad pública en los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, afectados por la explosión.

Esta prórroga se decreta, según el Gobierno, para continuar con la reconstrucción, rehabilitación y atención a los damnificados por la erupción del volcán, ubicado a 50 kilómetros al oeste de la capital.

La erupción el pasado 3 de junio del volcán de Fuego, la mayor de los últimos años, ha dejado además de los 113 muertos y los 332 desaparecidos, más de 3.000 albergados y más de 1,7 millones de guatemaltecos damnificados en los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, algunos de los cuales lo han perdido todo.