•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo hoy que el alza de la tarifa eléctrica anunciada para el segundo semestre de este año se debe especialmente al comportamiento del mercado internacional de la energía.

En declaraciones a los periodistas, el gobernante aseguró que entiende la molestia de los usuarios, que este lunes protestaron pacíficamente frente a las oficinas de la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) contra el ajuste por considerar que es consecuencia de la mala gestión del ente público.

"Es normal (...) las muestras de inconformidad (...) yo entiendo a la población (porque) a nadie le gusta que le suban luz", declaró Varela, que sin embargo fue enfático en recordar que el ajuste afecta a menos del 30 por ciento de los usuarios.

El gobernante añadió que el alza tarifaria es sobre todo una consecuencia del incremento del precio de la energía en los mercados internacionales, aunque también influyó, en menor cuantía, la construcción de la Tercera Línea de Transmisión Eléctrica.

"Son cosas que dependen de los mercados internacionales en un 50 por ciento o un 60 por ciento. El otro 30-40 por ciento tiene que ver con la línea de transmisión", aseguró el jefe de Estado.

Según los datos oficiales más recientes disponibles, el 60 por ciento de la electricidad que se consumió en Panamá en 2016 vino de la energía hidroeléctrica, el 32 por ciento de la térmica, el 7 por ciento de la eólica y el 1 por ciento de la autogeneración.

Sobre la posibilidad de que el alza tarifaria sea anulada, como piden los sectores afectados, Varela respondió que "es difícil conseguir el espacio fiscal para que el Estado asuma el aumento".

La Asep informó la semana pasada de que la tarifa eléctrica se incrementará un 8,4 por ciento para el 24,5 por ciento de los usuarios, es decir, para aquellos que consumen más de 300 kilovatios hora.

"Este ajuste es motivado principalmente por la nueva tarifa de transmisión que incorpora la Tercera Línea de Transmisión y por los ajustes normales asociadas a los costos de generación", indicó la Asep.

El ajuste al alza de la trafica eléctrica también ha sido rechazado por sectores empresariales como la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), que expresó su repudio por que los consumidores "paguen por la irresponsabilidad y la falta de decisiones oportunas por parte de diferentes administraciones gubernamentales".

"El último incremento en la tarifa eléctrica, justificado en la no ejecución oportuna de planes relacionados con la tercera línea de transmisión, confirma lo errático de la política energética de Panamá", afirmó en una declaración pública el presidente de la CCIAP, Gabriel Barletta.