•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La erupción del volcán de Fuego en Guatemala el pasado 3 de junio, que ha dejado 113 muertos y 329 desaparecidos, causó además daños y pérdidas por unos 219 millones de dólares, según un informe del gobierno y la CEPAL divulgado este miércoles.

La estimación de daños y pérdidas se estableció al evaluar la destrucción de "patrimonios", además del impacto "al valor de bienes y servicios" que se dejaron de prestar por la tragedia, refirió el documento.

 Lea: Bajan a 329 la cifra de desaparecidos por la erupción del volcán en Guatemala

La evaluación por la catástrofe fue hecha por la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia guatemalteca con apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), de la ONU.

El informe evaluó a la población afectada, viviendas, educación, salud, transporte, agua y saneamiento, electricidad, agricultura, turismo, comercio, agroindustria y medioambiente.

También contabilizó los "costos adicionales" en que incurrió el gobierno para atender la emergencia.

 De interés: Aparecen vivos dos guatemaltecos reportados desaparecidos tras erupción de volcán

"En términos relativos podemos decir que el valor de los efectos del desastre equivale a un 0,3% del PIB corriente del país en 2017", destacó el estudio.

"Aunque el impacto macroeconómico es relativamente pequeño, esto no quiere decir que no haya un aumento de pobreza por la pérdida de salarios y otros ingresos entre las familias afectadas por la erupción", advierte el estudio.

El volcán de Fuego, de 3,763 metros de altura y ubicado a 35 km al suroeste de la capital, provocó hace más de un mes una potente erupción seguida de una avalancha de flujos piroclásticos (una mezcla de rocas, gases y ceniza) que sepultó la comunidad San Miguel Los Lotes, en la sureña ciudad de Escuintla, y afectó aldeas vecinas.

 Además: Guatemala sigue vigilando la actividad de sus tres volcanes

La catástrofe ha dejado 113 muertos y 329 desaparecidos y, aunque la búsqueda oficial terminó, algunos vecinos siguen entrando a la zona devastada para buscar a sus parientes.

Además, 3.587 personas de San Miguel Los Lotes y otras aldeas vecinas siguen resguardadas en albergues ante la inestabilidad del volcán y el riesgo de más deslaves en el área, y se encuentran hoy a la espera de un proyecto de viviendas.