•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los transportistas hondureños iniciaron hoy una huelga indefinida tras no alcanzar un acuerdo sobre una rebaja en los precio de combustible con el Gobierno, que decretó este lunes día de asueto para los empleados públicos en un intento por restar impacto a la medida de fuerza.

El conflicto comenzó la semana pasada, cuando el jueves y viernes se registró un paro de autobuses y taxis que fue suspendido durante el fin de semana, mientras se daban unas negociaciones con el Gobierno.

Este lunes el paro indefinido de transportistas del servicio urbano e interurbano, lo mismo que de taxis y mototaxis, comenzó en las principales ciudades hacia las 07:00 hora local (13:00 GMT) con bloqueos.

A primeras horas de la mañana únicamente se permitía el tránsito de vehículos particulares en algunas zonas, aunque con atascos de tráfico en las rutas donde no estaba obstruido el tráfico.

En Tegucigalpa, muchos empleados tuvieron que caminar para llegar al trabajo por la falta del transporte, y el paro obligó a la Secretaría de Educación y a universidades, entre ellas la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), la principal del país, a suspender sus clases.

Personas caminan ante el paro de transportistas. EFE/ENDEn ese contexto, la Secretaria de Gobernación, Justicia y Descentralización indicó en un comunicado que este lunes se concedió asueto laboral a la mayoría de los 180.000 empleados públicos.

"Como consecuencia del paro anunciado por el sector transporte público, pudiendo esto generar cierre de calles, carreteras y actos vandálicos, esperando se normalice la convivencia ciudadana, se concede asueto el día lunes 23 de julio a todos los funcionarios y empleados del Estado".

El boletín oficial indicó que la medida beneficia a empleados de la Administración Pública, Centralizada, Descentralizada y Desconcentrada del Estado, mientras que este lunes sí trabajarán los empleados de las instituciones que brindan servicios públicos, defensa nacional, seguridad, salud y emergencias, entes vitales para la población.

El transporte público en Honduras es señalado como ineficiente. EFE/END

El conflicto del transporte comenzó la semana pasada y las partes iniciaron el jueves unas negociaciones que continuaron el viernes, sin alcanzar acuerdos y con saldo de dos días de paro de autobuses y taxis.

Los directivos del transporte se retiraron el viernes de la mesa de diálogo porque el Gobierno supuestamente les ofreció solamente una rebaja de dos lempiras (ocho centavos de dólar) a los carburantes, cuando ello exigen 20 lempiras (82 centavos de dólar).

El domingo, el Gobierno hondureño y directivos del transporte no lograron un acuerdo sobre una rebaja a los combustibles, por lo que los transportistas confirmaron la convocatoria a un paro nacional indefinido este lunes.