•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Sistema Nacional de Riego de Costa Rica presentó hoy los diseños de varias obras del proyecto llamado Paacume, que permitirá llevar agua a medio millón de habitantes y también para riego en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte), la región más seca del país.

Se trata del diseño de la Presa Río Piedras, el Canal Oeste y la Red de Conducción, ubicados en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte), con lo que se pretende impulsar el agua de riego y de consumo humano en una zona que es usualmente afectada por la sequía.

 Lea: La deforestación interrumpe el patrón regional de lluvias

La Casa Presidencial informó en un comunicado de prensa que la iniciativa brindará a 18,800 personas agua para riego durante los 12 meses del año, aún en periodo de sequía, y los acuíferos costeros podrán recuperarse, impulsando una sustitución de usos por aguas superficiales.

"Una vez concluidas las obras, medio millón de personas en la margen derecha del río Tempisque contarían con agua para consumo humano, proyectando un crecimiento a 50 años", explicó la gerente del Sistema Nacional de Riego, Patricia Quirós.

El proyecto impulsa la sustitución de usos de agua subterránea por agua superficial, permitiendo a los acuíferos costeros descansar y recuperarse, mientras que promueve la sostenibilidad de los ecosistemas en el área del proyecto por la permanencia de agua.

 De interés: Comienza debate sobre la crisis global del agua sin tiempo que perder

Además, contempla un plan de desarrollo, sugiriendo encadenamientos que mejoren los procesos de producción, comercialización y beneficio socioeconómico a la región del Pacífico norte.

Los proyectos ayudarán a los productores agropecuarios, quienes verán beneficios en sus fincas que estarán adaptadas al cambio climático, así como por una red de energía eléctrica que podría abastecer unas 10,000 viviendas.

Construir la presa Río Piedras tendrá un costo de 142,5 millones de dólares y permitirá inundar 850 hectáreas para ofrecer condiciones seguras de abastecimiento de agua a los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya, en la provincia de Guanacaste, durante los doce meses del año.

 Además: Gobiernos advierten que falta de agua supone riesgo para progreso económico

El embalse contará con una altura máxima de 40 metros, estará a 53,5 metros sobre el nivel del mar y la cresta tendrá una longitud de 485 metros.

El Canal Oeste tendrá un ancho que varía entre los 16 y 20 metros, y una longitud de 55 kilómetros, con lo que se trasladará 20 metros cúbicos por segundo.

Mientras que la Red de Distribución tendrá un total de 350 kilómetros de longitud, entre canales primarios, secundarios y terciarios. Según las autoridades nacionales, los impactos adversos del cambio climático cada vez son más manifiestos y tangibles en Costa Rica, mientras en el Caribe se presentan excesos en las precipitaciones, en la provincia de Guanacaste, en el 2015 se dio una de las peores sequías de los últimos 78 años.