•  |
  •  |
  • EFE

Honduras urgió hoy a Estados Unidos a dar información de los menores que han sido separados en los últimos meses de sus padres en la frontera con México debido a la política de "tolerancia cero" impulsada por el presidente Donald Trump.

"Nos es sumamente difícil brindar información a los padres que han sido retornados y aún no saben dónde se encuentran sus hijos", dijo la canciller hondureña, María Dolores Agüero, al inaugurar este jueves en Tegucigalpa una reunión de los países del Triángulo Norte de Centroamérica y México (Tricamex) y Estados Unidos.

En la cita, que se extenderá hasta el viernes y se celebra a puerta cerrada, participan los cancilleres de Honduras, México, Guatemala, El Salvador y el subsecretario adjunto de Seguridad Nacional estadounidense, James McCament.

"Aprovecho la oportunidad de este encuentro (...) para reiterar una vez más nuestro llamado al Gobierno de Estados Unidos a que podamos contar con información clara y precisa sobre las condiciones de nuestros migrantes en su país, su proceso de reunificación e información de donde se encuentran sus hijos", subrayó Agüero en un comunicado de la Cancillería hondureña.

Solicitó a Estados Unidos la cifra de los menores hondureños que han sido reunificados hasta hoy.

El Gobierno hondureño espera lograr "una reunificación efectiva" de menores separados de sus padres y, ello, se logrará a "través de una adecuada coordinación y la facilidad de información podemos colaborar en este proceso", añade el boletín.

"Recordemos que entre más días (pasan) los niños y niñas están lejos de sus familias, el impacto psicológico en ellos es más grave. Definámoslo como nuestro principal objetivo", enfatizó la jefa de la diplomacia hondureña.

Según cifras oficiales, más de 400 menores hondureños han sido separados de sus padres en la frontera entre México y EE.UU. desde que se inició en abril la polémica estrategia de "tolerancia cero" contra la inmigración, suspendida a finales de junio por las enormes críticas recibidas.

La canciller hondureña propuso al Gobierno estadounidenses que los países del Triángulo Norte de Centroamérica y México "entren a la lista de obligatoriedad de la notificación consular de los Estados Unidos"

"Sugiero la suscripción de un memorándum de entendimiento entre las partes involucradas para poder ser considerados a la notificación consular de carácter obligatorio", señaló.

Instó además a Tricamex y Estados Unidos a trabajar en "coordinación conjunta" para implementar programas de prevención que contribuyan a evitar que organizaciones criminales trasnacionales "se apoderen de nuestros migrantes cuando deciden tomar el peligroso recorrido hacia el norte".

La canciller hondureña exhortó a los funcionarios abordar el tema de seguridad desde una "perspectiva integral" y definir de "manera clara" los objetivos de la región ante la posibilidad de celebrar "una cumbre para la prosperidad y seguridad" en los próximos meses.

"Estamos en toda la disposición de continuar atacando las causas que generan la migración irregular. Estamos conscientes que atacarlas conlleva una responsabilidad compartida, por lo que debemos trabajar de la mano para fortalecer nuestras relaciones en beneficio de nuestra región", subrayó.

Insistió en que los países de la región deben luchar contra los traficantes de personas para "organizar nuestros esfuerzos en beneficio de la población del Triángulo Norte".

Asimismo, reiteró el compromiso de Honduras en continuar "velando por el respeto de los derechos humanos de toda la población, sin importar su condición migratoria y seguir avanzando en estas temáticas".