•  |
  •  |
  • EFE

Ciudad de Panamá amaneció hoy azotada por un fuerte temporal que provocó inundaciones en las avenidas, caída de arboles y afectó el servicio del metro, que funcionaba parcialmente debido a la avería de una subestación eléctrica.

La lluvia, acompañada por fuerte actividad eléctrica cayó sobre la ciudad a primeras horas de este lunes, producto de una onda tropical sobre el país centroamericano, de acuerdo con las autoridades, que no han reportado personas heridas ni muertes.

"Hacemos un llamado a la calma!! El sistema de mal tiempo tendrá una duración de 50min aproximadamente. Evitar estar debajo de árboles o vallas y no cruzar zonas inundadas hasta el momento solo cinco árboles caídos salida corredor Norte Curundu y Col. La Salle!", escribió el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, pasadas las 07.30 hora local (12.30 GMT).

Alrededor de esa misma hora la Secretaría del Metro de Panamá informó que el servicio fue detenido "por fluctuación en la energía eléctrica", pero fue restablecido parcialmente, una situación que continuaba pasadas las 10.00 hora local (15.00 GMT).

"#MetroInforma Debido a la tormenta, se presentó una falla en la subestación de tracción de la estación de Pueblo Nuevo. Nuestro equipo de eléctricos se encuentra en el viaducto resolviendo el problema en estos momentos", indicó un mensaje en la cuenta de Twitter de la Secretaría del Metro.

Los medios locales mostraban en la mañana imágenes de calles neurálgicas de la capital totalmente inundadas, y filas de autos detenidos frente a grandes lagunas que se formaron en varias de ellas.

Efe constató la caída de árboles y de tendido eléctrico en una zona cercana al antiguo centro financiero de la capital, mientras que el Sinaproc difundió imágenes de un edificio cuyo techo se desprendió dejando a la intemperie a varios apartamentos.

Las autoridades de socorro alertaron que el temporal se desplazaba hacia el interior del país e hizo un "llamado a la población de tomar medidas de precaución y no poner en riesgo su vida".