•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fundación Castillo Córdova, brazo social de la Cervecería Centro Americana, concluyó hoy su apoyo a los albergues habilitados por la erupción del volcán de Fuego de Guatemala, que dejó 163 muertos, con casi 43.000 raciones de comida servidas.

Después de 51 días de apoyo en la emergencia, la fundación indicó este viernes en un comunicado enviado a Efe que ha terminado su "misión de apoyo en los albergues de Alotenango", donde sirvió un total de 42.698 porciones de comida con alto contenido nutritivo.

A través de su programa "Guatemaltecos ¡al rescate!" brindó un total de 17.808 desayunos, 9.090 almuerzos y 15.800 cenas variados y dio por terminada la misión, luego de que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres trasladara a los afectados a los albergues temporales.

También: Trabajadores informales interesados en ingresar al Seguro Social Guatemala

"Ahora que ha pasado la condición de emergencia nos sentimos orgullos de decir 'misión cumplida'. Logramos atender la emergencia de manera oportuna, con eficiencia operativa y calidad alimentaria", indicó el gerente general de la Fundación Castillo Córdova, Andrés Porras.

La Fundación Castillo Córdova, brazo social de la Cervecería Centro Americana, concluyó hoy su apoyo a los albergues habilitados por la erupción del volcán de Fuego de Guatemala, que dejó 163 muertos, con casi 43.000 raciones de comida servidas. La entidad que asumió los más de 500.000 quetzales de coste (casi 67.000 dólares), agradeció la labor del personal y de los más de 200 colaboradores de la empresa Cervecería Centro Americana y distintas entidades corporativas, que permitieron atender la emergencia con un plan de contingencia que tenía especial atención en la situación alimentaria y nutricional de los afectados.

Lea: Guatemala anuncia 33 edición Juegos Centroamericanos con discapacidad visual
Lea: Detienen en Guatemala a una mujer por robar con amenazas a una bebé

La violenta erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio dejó al menos 163 muertos, 262 desaparecidos y casi 2 millones de guatemaltecos afectados, algunos de los cuales lo perdieron todo.