•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La violencia contra las mujeres en Honduras "es alarmante", ya que se ha convertido en "una pandemia", denunciaron hoy organizaciones feministas del país, que además reclamaron mayor participación en los espacios de poder.

"Estamos en una situación de pandemia, es una situación terrible, vemos como aparecen mujeres mutiladas, degolladas, envueltas en sábanas y tiradas en las calles", dijo a Acan-Efe la directora del no gubernamental Centro de Estudios de la Mujer Honduras (CEM-H), Suyapa Martínez.

 ​​Tío y sobrino estarán 30 y 20 años en prisión por asesinar a niña en Estelí

Lamentó que la ciudadanía ha perdido "su capacidad de asombro y espanto" frente a los asesinatos de mujeres en Honduras, donde más de 6.000 han muerto de manera violenta entre 2002 y lo que va de 2018, y más del 90 por ciento de los casos está impune.

 La directora del no gubernamental Centro de Estudios de la Mujer Honduras (CEM-H), Suyapa Martínez, habla durante una conferencia de prensa hoy, martes 14 de agosto de 2018, en Tegucigalpa (Honduras).

"En este país no se debería asesinar a ninguna mujer, en países democráticos esto no pasa", subrayó Martínez, quien hizo un llamado a las autoridades a que "tomen conciencia" de la responsabilidad que tienen para prevenir e investigar esas muertes. La denuncia fue hecha durante la presentación del "Informe de seguimiento de la agenda política de las mujeres a seis meses de gobierno".

El informe presentado en un hotel de Tegucigalpa destaca que la violencia contra las mujeres y los feminicidios "se han recrudecido en la actual coyuntura, interviniendo factores sociales y culturales". "Una de las causas determinantes la constituye las relaciones de poder y opresión hacia las mujeres, en un sistema patriarcal en el que confluyen, a su vez, el crecimiento del crimen organizado, narcotráfico y sicariato, estableciéndose como la base para justificar la militarización en el país", subraya el documento.

 Autoridades de Costa Rica confirman que nicaragüense asesinó a turista española

La directora del CEM-H lamentó que los hijos de las mujeres asesinadas en Honduras "estén desamparados" y pidió al Gobierno impulsar "un programa de protección" para evitar que los menores sean reclutados por las pandillas o crimen organizado. Señaló que el 30 por ciento de las mujeres en Honduras han sido asesinadas por sus parejas o exparejas y el restante 70 por ciento "por venganzas contra terceros" y por vínculos con pandillas.

La directora del no gubernamental Centro de Estudios de la Mujer Honduras (CEM-H), Suyapa Martínez, habla durante una conferencia de prensa hoy, martes 14 de agosto de 2018, en Tegucigalpa (Honduras).

La mayoría de las mujeres asesinadas en Honduras tenían menos de 30 años, mientras que otro menor porcentaje eran mayores 70 años, añadió. En el país centroamericano "existe un odio, es una misoginia, una cosa como de venganza hacia las mujeres", enfatizó Martínez, quien instó a las autoridades a crear más tribunales especializados en delitos hacia las mujeres, principalmente los feminicidios, delito que es tipificado como grave y sancionado con penas de hasta 40 años de cárcel.

Las feministas denunciaron que la violencia contra las mujeres ha sido "alarmante" en los primeros seis meses de 2018, periodo en el que 160 féminas han sido asesinadas "sin que el gobierno adopte acciones contundentes para la investigación y judicialización de los casos".

Las políticas sociales de bases asistencialista "no están respondiendo ni cambiando la vida de las mujeres", dijo a Acan-Efe Wendy Cruz, de la organización Vía Campesina. Cruz recordó a los tres poderes del Estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que tienen "una deuda histórica con las mujeres" y lamentó que en Honduras hay un 90 por ciento de impunidad en los más de 6.000 casos de mujeres asesinadas que se presentaron entre 2002 y lo que va de 2018.

"Es un tema estructural, tenemos una alerta de feminicidios, de pobreza, pero nosotros no miramos que las políticas públicas realmente estén resolviendo o cambiando las condiciones en que nos han metido a las mujeres", enfatizó la representante de Vía Campesina.