•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Soldados destruyeron con explosivos dos pistas de aterrizaje clandestinas usadas por narcotraficantes para llevar cocaína y otras drogas a México y EE.UU., informó hoy la Fuerza Armada de Honduras.

Las denominadas "narcopistas" fueron destruidas este domingo en el departamento de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, según un informe de la institución militar.

En lo que va de 2018 el Ejército de Honduras ha inhabilitado 40 pistas, la mayoría en Gracias a Dios, zona fronteriza con Nicaragua. Archivo/ END

La primera pista, de 1.400 metros de longitud por 20 de ancho, estaba en el sector de Llano de Crua, mientras que la segunda, de 1.200 metros de longitud por 20 de ancho, en el sector de Paloma Supa, ambas en el municipio Brus Laguna.

Ambas pistas fueron destruidas con explosivos detonados por soldados del Ejército y tras la explosión, el área quedó inhabilitada con cuatro cráteres de diez metros de ancho por cuatro de profundidad, precisó la institución castrense.

En lo que va de 2018 las autoridades hondureñas han inhabilitado 40 pistas, la mayoría en Gracias a Dios, que eran utilizadas por los carteles del narcotráfico para transportar drogas, principalmente cocaína, según cifras oficiales.

Por su posición geográfica, el territorio hondureño es utilizado por narcotraficantes internacionales que envían cargamentos, especialmente de cocaína, a Estados Unidos, en avionetas y embarcaciones rápidas que navegan por el Caribe.

El presidente de Honduras atribuye a grupos del narcotráfico los elevados índices de violencia que afectaron a su país entre 2008 y 2011. Archivo/ END

Las autoridades de Honduras mantienen activos en el Caribe los escudos aéreo, marítimo y terrestre iniciados para reducir el tráfico de drogas procedente de América del Sur.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, inauguró el 15 de agosto un encuentro sobre investigación criminal en el que participan expertos de Iberoamérica, quienes comparten sus experiencias sobre investigación criminalística.

Hernández subrayó en su discurso que la violencia no solo afecta a su país, sino también a toda la región centroamericana, aunque enfatizó que Honduras "sufrió como ningún otro país entre 2008 y 2011" a causa de grupos de narcotráfico.