•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Uno de los principales líderes indígenas del oeste salvadoreño agradeció hoy al presidente Salvador Sánchez Cerén el reciente veto a una reforma a la Ley de Patrimonio Cultural, que dejaba sin protección los sitios arqueológicos.

El alcalde del "Común" del municipio de Izalco (organismo de autoridad de la comunidad indígena de la localidad), Mateo Rafael Latín, agradeció al mandatario y señaló que dicho veto garantiza la protección del sitio arqueológico Tacuscalco.

La reforma vetada establecía que las empresas constructoras solo pedirían permisos para proyectos en lugares "vinculados directamente con un bien cultural" y dejaba fuera a los sitios arqueológicos que aún no han sido declarados como patrimonio cultural del país.

Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador

Dicha modificación fue aprobada en el Congreso salvadoreño por cuatro partidos opositores de derecha y se dio a raíz de la polémica generada por una construcción cerca del sitio arqueológico Tacuscalco, misma que ha sido frenada por una corte.

Lea: Presidente salvadoreño recibe política para desarrollo de producción de cacao
Lea: China pide a EEUU que no interfiera en la política exterior de El Salvador

"Hablar de Tacuscalco es hablar de la región de los Izalcos, es hablar de nuestras tierras", señaló el líder indígena, quien se reunió con el presidente y más de 100 productores de cacao en el programa de diálogo "Casa Abierta".

En 1524 se registró en Tacuscalco una importante batalla entre indígenas locales y los "conquistadores españoles".

Según las autoridades culturales salvadoreñas, este es uno de los lugares arqueológicos más importantes del país porque hay evidencia de ocupación continua a través de más de 2.000 años.

También: El Salvador posee 29 localidades expuestas a la amenaza de tsunamis

De acuerdo con el Ministerio de Cultura, documentos históricos como "el Lienzo de Tlaxcala y las cartas de relación de Pedro de Alvarado" dan cuenta de que en 1524 se registró en Tacuscalco una importante batalla entre indígenas locales y los "conquistadores españoles".