•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La actividad de los industriales guatemaltecos se ha visto afectada este año por el contrabando y los fallos judiciales que tienen suspendidas las operaciones de una mina de capital canadiense. La recuperación de estos índices durante los próximos meses se ve con pesimismo.

Según la Cámara de Industria de Guatemala, que agrupa a unas 50 gremiales, el Índice de la Actividad Industrial (IAI) cayó un 4,6 por ciento en el primer semestre de 2018 y al menos seis sectores se encuentran en recesión.

Solo el sector de metales y minería descendió un 40 por ciento, asegura un estudio elaborado por la Central American Business Information (CABI), utilizando fuentes como la Superintendencia de Administración Tributaria, el Banco de Guatemala y la Secretaría de Integración Económica de Centroamérica.

El drástico descenso es atribuido por el presidente de la Cámara de Industria, Juan Carlos Tefel, a los fallos de la Corte Suprema de Justicia y de Constitucionalidad (CC), que no permiten operar a la mina San Rafael.

Juan Carlos Tefel, presidente de la Cámara de Industria

El caso de la empresa ha permanecido en la incertidumbre desde que la Justicia suspendiera las operaciones en julio de 2017 por la ausencia de una consulta obligatoria a los pueblos circundantes a la mina El Escobal, de la empresa San Rafael, subsidiaria de la firma canadiense Tahoe Resources.

Lea además: Duque pide a todos los colombianos unirse para acabar con la corrupción

La compañía se ha visto obligada a despedir desde entonces a 703 empleados, según su vicepresidente, Dave Howe, quien advierte que la misma suerte podrían correr los 320 trabajadores que aún quedan en la empresa si la situación se perpetúa en el limbo.

El director de Inteligencia de CABI, Paulo de León, asegura que hay evidencias de que la CC "está afectando la economía" por no resolver el proceso.

De acuerdo con las estimaciones de los empresarios, Guatemala deja de percibir más de 15.000 millones de quetzales (unos 2.000 millones de dólares) por el contrabando cada año.

Otro factor al que Tefel le atribuye la caída del Índice de la Actividad Industrial es el contrabando, sobre todo de México.

Los sectores dependientes del consumo son los que mayor deterioro tienen, como la industria alimentaria, que registra una caída del 18,4 por ciento.

De León aclara que no es que los guatemaltecos no estén comiendo sino que están consumiendo productos de contrabando, que se venden a un precio mucho más económico.

Paulo de León, director de Inteligencia de CABI

De acuerdo con las estimaciones de los empresarios, Guatemala deja de percibir más de 15.000 millones de quetzales (unos 2.000 millones de dólares) por el contrabando cada año.

La tendencia a la baja es muy fuerte y la Cámara de Industria de Guatemala estima que al cierre del 2018 se mantendrá esta situación debido a "la falta de certeza jurídica y la pérdida de competitividad".

También: Allanan otra casa de expresidenta argentina Kirchner en causa de corrupción

El único sector pujante para los industriales es el de salud, con un crecimiento de 19,8 por ciento en el primer semestre del año.

De los 17 millones de habitantes que se estima tiene Guatemala, el 59,3 por ciento vive en la pobreza y el 23,4 % en la extrema pobreza

En su último estudio, la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) vaticina que el crecimiento de Guatemala será de un 2,9 por ciento, menor al 3,3 que habían previsto las autoridades económicas locales.

En 2017, el producto interno bruto (PIB) de Guatemala creció un 2,8 por ciento en términos reales, una cifra por debajo del 3,1 alcanzado en 2016, una desaceleración que la Cepal justifica por la "menor expansión" de la demanda interna (un 2,8 por ciento frente a un 3,4 en 2016), derivada del consumo privado (un 3,6 por ciento en 2017 frente al 4,2 del año anterior).

Tefel expresa que el envío de remesas familiares se mantendrá en aumento no solo este sino durante los próximos años y será el "driver" de la economía.

El saldo de la cuenta corriente en 2017 fue positivo (1,5 del PIB) sobre todo gracias a las remesas que alcanzaron una cifra récord de 8.192,21 millones de dólares.

Al respecto, Tefel expresa que el envío de remesas familiares se mantendrá en aumento no solo este sino durante los próximos años y será el "driver" de la economía.

De interés: Consulta anticorrupción en Colombia dará un mensaje claro, dice su promotora

De los 17 millones de habitantes que se estima tiene Guatemala, el 59,3 por ciento vive en la pobreza y el 23,4 % en la extrema pobreza, según cifras oficiales, que ubican además al país en el puesto 128 de 188 en cuanto al Índice de Desarrollo Humano, con un índice de Gini (que mide la desigualdad) de 59 sobre 100.