•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy la muerte de al menos cuatro personas en una cárcel de Guatemala y pidió a las autoridades guatemaltecas el control efectivo del ingreso de armas en su interior.

"La CIDH urge al Estado de Guatemala a que adopte las medidas necesarias para prevenir la repetición de estos hechos y para investigar y sancionar a los responsables", aseguró en un comunicado el organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Hallan a cuatro pandilleros muertos en cárcel de Guatemala

Los sucesos denunciados ocurrieron el pasado 19 de agosto cuando una pelea entre grupos rivales armados derivó en un motín en la Granja Penal de Rehabilitación Cantel, en el departamento de Quetzaltenango, que se saldó con al menos cuatro muertos y otros cuatro heridos.



El motín fue controlado por efectivos de élite de la Dirección General del Sistema Penitenciario y por fuerzas especiales de la Policía Nacional Civil.
Motín en cárcel de Carolina del Sur: 7 muertos, 17 heridos

La CIDH llamó al Estado de Guatemala a acometer las investigaciones de manera que "no estén orientadas únicamente a determinar la responsabilidad de los autores materiales de los hechos, sino también los posibles autores intelectuales y aquellas autoridades que pudieran ser responsables por acción u omisión".

"Los Estados deben realizar acciones orientadas a prevenir y controlar los posibles brotes de violencia en las cárceles" por lo que las autoridades deben desarmar a los reclusos, controlar de manera efectiva la entrada de armas y otros objetos prohibidos, y vigilar de manera efectiva las prisiones, agregó.



"Los hechos acontecidos en la cárcel de Quetzaltenango reflejan la falta de medidas efectivas para garantizar la vida e integridad de las personas bajo la custodia del Estado", aseguró en el comunicado Joel Hernández, relator sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad de la CIDH.