•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Salvador presentó el mayor índice del mundo de muertes por armas de fuego con relación a su población total en 2016, reveló un nuevo estudio publicado hoy.

El análisis, presentado por el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (IHME) con sede en Seattle, en el estado de Washington, encontró que durante el 2016 "El Salvador registró la tasa de mortalidad acumulada más alta relacionada con armas de fuego a nivel mundial", con 39.2 muertes por cada 100,000 habitantes.

"Nuestros hallazgos ofrecen un análisis comprensivo de las muertes relacionadas con armas de fuego por homicidio, suicidio y herida accidental", indicó Ali Mokdad, profesor de Ciencias de Métrica de la Salud en IHME y autor sénior del informe.

El estudio, titulado "Mortalidad global por armas de fuego, 1990-2016", encontró que los patrones de muertes relacionadas con armas de fuego varían ampliamente según el país y la causa.

El análisis, publicado hoy en la revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA), reveló que más de un cuarto de millón de personas murieron por lesiones relacionadas con armas de fuego en 2016, con la mitad de esas muertes ocurridas en solo seis países de las Américas: Brasil, Estados Unidos, México, Colombia, Venezuela y Guatemala.

Brasil registró 43,200 muertes, Estados Unidos 37,200, México 15.400, Colombia 13,300, Venezuela 12,800 y Guatemala 5,090.

Detalló, por otra parte, que en un total de 100.000 habitantes, Venezuela ocupó el segundo lugar en muertes con 38.7; Guatemala el tercer lugar con 32.3; Groenlandia y Colombia el cuarto puesto con 25,9 y Honduras el quinto lugar con 22.5.

A nivel global, el estudio reveló que en 2016 el 87 % del total de 218,900 muertes por armas de fuego fueron hombres, de los cuales más de 34.700 tenían entre 20 y 24 años de edad.

"Estos resultados muestran la desproporcionadamente alta mortalidad entre los hombres", recalcó Christopher Murray, director de IHME y coautor sénior del informe.

Al analizar los homicidios cometidos con armas de fuego con relación a cada 100.000 habitantes, El Salvador presentó 38.9; Venezuela 32.9; Guatemala 28; Colombia 24.3 y Honduras 21.6.

"El estudio igualmente refuerza el mensaje de que es imperativo expandir la seguridad y la educación con respecto a las armas", matizó Mokdad.