•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos dijo hoy que la instalación este martes del diálogo político en Honduras para superar la crisis derivada de un presunto fraude en los comicios generales de 2017 es "un paso muy importante" para el país centroamericano.

El diálogo político, que cuenta con la moderación de Naciones Unidas (ONU), es "un paso muy importante para el país", dijo a periodistas la encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos en Honduras, Heide Fulton, tras asistir a la ceremonia de instalación del proceso, en Tegucigalpa.

 ONU instala diálogo para superar crisis heredada por elecciones en Honduras

"La ONU había venido trabajando mucho para fortalecer un espacio en el que todos puedan participar y resolver las preocupaciones de la población", subrayó. El diálogo político, que cuenta con el apoyo de España, comenzó este martes con la firma de un acuerdo, denominado "Compromiso por Honduras: Reconciliación para Transformar".

El documento fue rubricado por el representante de la ONU en Honduras, Igor Garafulic; el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz; el secretario del gobernante Partido Nacional, Luis Colindres; la vicepresidenta del opositor Partido Liberal, Maribel Espinoza, y Antonio García, representante del excandidato presidencial Salvador Nasralla.

 ​Presidente de Honduras pide al Legislativo aprobar iniciativas a favor del café

Como testigos de honor también firmaron el coordinador de la Mesa de Convocantes, German Cálix, de la Pastoral Cáritas de Honduras, y Amanda Madrid, de la organización Plataforma Ciudadana por Honduras. La encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos en Honduras señaló que el diálogo político contribuirá a resolver las diferencias entre la sociedad hondureña.

El próximo viernes comenzarán los trabajos de cuatro mesas que se centrarán en temas sobre derechos humanos, reformas electorales y constitucionales, el tema polémico de cómo fueron las elecciones y los resultados de violencia pre y postelectoral. Las mesas contarán con la mediación de la guatemalteca Ana Catalina Soberanis, la boliviana Mirna Cuenta, la estadounidense Marcie Mersky, el español Salvador Aguilera y el dominicano Javier Cabreja.