•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cardenal de Honduras, Óscar Andrés Rodríguez, dijo hoy que los hondureños emigran debido al "hostigamiento" del crimen organizado, la extorsión y la falta de un empleo en su país.

La migración irregular "no es un problema de unos pocos, es el gran problema de nuestro país", afirmó el líder religioso en la homilía que ofició este domingo en la catedral de Tegucigalpa.

Rodríguez se preguntó por qué tantas personas tienen que "emigrar, huir, dejar sus tierras y sus seres queridos".

Los hondureños emigran porque "hay una situación de hostigamiento de parte del crimen organizado, el pobre sufre en los barrios la extorsión y porque se van con la alegría de poder encontrar tal vez un trabajo con el cual sustentar a su familia", subrayó el cardenal hondureño.

Lamentó, además, que los hondureños que emigran encuentran en los países de destino "vejámenes, mutilación por caer de ese tren de (carga en México, conocido como) la bestia, o van a encontrar rechazo, cárcel y deportación".

Al menos un centenar de hondureños, muchos de ellos menores, salen a diario hacia Estados Unidos pagando a traficantes de personas grandes cantidades de dinero, según organismos de derechos humanos.

Más de 48,000 hondureños que fueron detenidos cuando intentaban viajar ilegalmente a Estados Unidos, México, países centroamericanos y de Europa han sido deportados al país este año, según cifras oficiales.

Las autoridades de Honduras calculan que en Estados Unidos viven un poco más de un millón de hondureños, entre residentes legales e indocumentados, que han escapado de situaciones que afectan al país centroamericano como la violencia.