•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Costa Rica allanaron hoy dos empresas exportadoras de piña en la zona norte del país, bajo sospechas de que se dedicaban a enviar cocaína a Europa y Estados Unidos en los cargamentos de fruta.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó que las empresas allanadas son Corporación Difari S.A, que exportaba piña a Europa, e Inversiones Joss S.A, que vendía la fruta a Estados Unidos, ambas situadas en Pital de San Carlos, provincia de Alajuela (norte).

"En el caso de Corporación Difari S.A, la cocaína en apariencia era trasegada dentro de cilindros que iban ocultos en el cuerpo de la piña, la cual cortaban minuciosamente para vaciarle la pulpa, y luego colocaban los cilindros dentro de dicha fruta", explicó el MSP en un comunicado.

También: Jimmy Morales asegura que Guatemala atrapa aviones con cocaína con camiones

Esta empresa supuestamente enviaba los cargamentos a países europeos como Bélgica, Alemania, Holanda, España e Inglaterra.

A esta empresa se le vincula con dos decomisos en España: el primero de 745 kilos de cocaína en diciembre de 2017 y el segundo de 67 Kilos el pasado 7 de agosto.

Por su parte, Inversiones Joss S.A supuestamente colocaba la cocaína en láminas rectangulares plásticas que luego eran ubicadas en cajas de cartón con piña y yuca para la exportación en contenedores a Estados Unidos.

Lea: Decomisan 192 paquetes de droga en lancha interceptada en Caribe panameño
Lea: Detienen a un traficante que llevaba a joven salvadoreño a Estados Unidos

A esta empresa las autoridades la vinculan con dos decomisos de 45,3 kilos y 66,94 kilos de cocaína ocurridos en el puerto de Wilmington, Delaware, Estados Unidos, el 22 y 29 de agosto pasado, respectivamente.

No hay personas detenidas, pero las autoridades tienen identificadas a las personas a cuyo nombre están inscritas las empresas. Archivo/END.

La Policía de Control de Drogas del MSP estuvo a cargo de esta operación y contó con la colaboración de la Oficina Regional de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y la Comisaría General de la Policía Judicial Española, entre otras entidades.

Por este caso no hay personas detenidas, pero las autoridades tienen identificadas a las personas a cuyo nombre están inscritas las empresas.