•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El director del Hospital Roosevelt de Guatemala, Marco Antonio Barrientos, dijo hoy que estudian si es o no viable separar a dos siameses recién nacidos que están unidos por la cabeza.

En una conferencia de prensa celebrada este miércoles, el doctor explicó que Pedro y Augusto nacieron el martes pasado por cesárea en el hospital de San Benito, ubicado en el departamento norteño de Petén.

Los médicos locales atendieron a la madre, una joven de 25 años llamada Luisa que tenía su cuarto embarazo, y que vieron después de realizar la cesárea la necesidad de trasladar a los siameses a la capital vía aérea para su atención.

Reportan supuesto rapto de bebé de 6 días de nacida en Nicaragua

Pedro (de 2,8 kilos) y Augusto (de 3 kilos) están "estables", respiran por sí solos, succionan "muy bien" y las pruebas realizadas hasta el momento "son bastante alentadoras" y demuestran que "no existe ninguna anomalía", pero es necesario seguir haciendo estudios.

"La intención de todos estos estudios es poder evidenciar qué estructuras comparten, que estructuras los unen, y ver cuál puede ser la resolución de dicha situación", agregó el director de uno de los hospitales públicos más importantes de Guatemala.

Lea: Las siamesas Las Esmeraldas evolucionan satisfactoriamente tras ser separadas

Los dos pequeños, que van a recibir alimentación vía oral, están unidos por la cabeza y los médicos deben establecer si es viable o no separarlos o que procedimiento realizar.

El Hospital atendió en 2017 a las siamesas "Esmeraldas", unidas por el tórax y el abdomen y de cuya separación solo sobrevivió Graciela; pero también es conocido el centro por el caso de las niñas Ana Rosa y Aída Rosalin, conocidas como "Las Rositas", que nacieron en 2013 unidas por la pelvis y que fueron operadas en 2015.