•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los desfiles del sector oficial y la oposición política de Honduras fueron empañados hoy por disturbios en los que hubo lanzamiento de gas lacrimógeno en el centro de la ciudad y en el Estadio Nacional, donde estaban el presidente del país, Juan Orlando Hernández, y otras autoridades.

En el Estadio Nacional, desconocidos lanzaron una bomba lacrimógena en un sector de las gradas, lo que provocó una estampida de una buena parte del público asistente que había llegado a presenciar los actos que se celebraban desde las 07:00 hora local (13:00 GMT), dijo escuetamente un oficial de la Policía Nacional.

Deportación de inmigrantes hondureños aumentó un 59,2% en ocho meses de 2018

Agregó que para que la gente saliera se abrieron dos portones del Estadio Nacional, pero que desconocía si las fuerzas del orden capturaron a quienes lanzaron la bomba.

El incidente, en el que hubo varias personas lesionadas, de las que algunas fueron llevadas al Hospital Escuela Universitario, entorpeció durante varios minutos el desfile de los colegios de educación media, que cerraban su participación con el ingreso al Estadio Nacional de Tegucigalpa, que lucía lleno.

Violencia y pobreza empujan migración en Honduras, según expertos

Los estudiantes de los colegios que faltaban por ingresar al Estadio Nacional esperaron en el bulevar desde el que iniciaron los desfiles, aunque la mayoría de los asistentes a la instalación deportiva ya se habían marchado.

Más temprano, en el centro de la capital, decenas de policías disolvieron la parte final del desfile organizado por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) y el Partido Libertad y Refundación (Libre), que lidera el expresidente hondureño Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009.

Según una fuente policial, los disturbios en el centro de la capital fueron causados por individuos con su rostro cubierto que estaban causando daños a la propiedad privada, justo cuando a pocas cuadras, en la Plaza Central, el expresidente Zelaya estaba terminando de pronunciar un discurso.

Obispo hondureño le pide a Zelaya que se retire de política en Honduras

Los actos en la plaza se desarrollaban con normalidad, cuando de pronto aparecieron decenas de policías lanzando gases y apoyados con una tanqueta con cañón de agua para disolver protestas.

Algunos de las personas que llevaban el rostro cubierto se enfrentaron a los policías lanzándoles piedras, según imágenes de la televisión local, en un incidente en el que hubo varios lesionados.

Hacia las 15:30 hora local (21:30 GMT) el desfile oficial continuaba, mientras algunos estudiantes y maestros lamentaban afuera lo que sucedió en el Estadio.

Honduras inicia festejos por 197 aniversario de su Independencia de España

"Lamentamos lo que ha ocurrido por nuestros estudiantes, que se han venido preparando desde julio para participar en los desfiles de hoy", dijo a periodistas la maestra de uno de los últimos colegios privados que participó en los desfiles.

Una estudiante del mismo colegio indicó por su parte que "lo bueno es que el susto ya pasó y vamos a terminar el desfile porque desde hace tres meses estamos practicando".

El presidente Hernández, acompañado de su esposa, Ana García, y otras autoridades, permanecieron en el Estadio Nacional presenciando el cierre de los desfiles.

La ONU espera que el diálogo ayude a construir "una Honduras reconciliada"

A raíz de la división de la sociedad hondureña por el golpe de Estado a Zelaya en 2009, desde ese año el 15 de septiembre se celebran dos desfiles, uno oficial y otro de la oposición liderada por el exgobernante.

Honduras se independizó de la Corona española el 15 de septiembre de 1821, junto con Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua.