• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • EFE

Expertos nacionales e indígenas misquitos advirtieron hoy que la exploración petrolera en el mar Caribe por parte del consorcio británico BG Group puede causar en Honduras "graves daños" al ambiente y un desplazamiento ambiental.

En el "Foro sobre concesión petrolera en el mar Caribe" hondureño, la directora del Instituto de Derecho Ambiental de Honduras(IDAMHO), Clarisa Vega, dijo a Efe que el contrato para la exploración y explotación petrolera, aprobado en 2013, causa "un desequilibrio ambiental y social".

Nicaragua realiza reunión sobre Proyecto de Exploración Petrolera en Pacífico

"Intrínsecamente cualquier actividad relacionada con hidrocarburos es contaminante y el riesgo de que se produzca derrames petroleros es grande", subrayó Vega.

Un derrame de petróleo serían afectadas varias comunidades garífunas de Honduras

El Gobierno de Honduras aprobó en 2013 un contrato para la exploración y explotación petrolera en un área de la Mosquitia, limítrofe con Nicaragua, que realiza el consorcio británico BG Group, que en 2015 fue adquirido por la compañía anglo-holandesa Royal Dutch Shell.

Brasil comienza a explotar una de las mayores reservas de petróleo del mundo

El contrato otorga un permiso de operación, que, según Vega, está paralizado por el bajo precio del petróleo, al grupo Shell BG para la exploración petrolera en 35.246 kilómetros cuadrados, es decir el 15 por ciento del total del área de potencial de hidrocarburos del país.

La directora del Idamho señaló que es necesario "prevenir" que ocurra un derrame de petróleo en la Mosquitia para evitar "daños" al medioambiente y la economía de la población costera, especialmente indígenas.

Te interesa: El petróleo sube, ¿pero lo suficiente?

Enfatizó que los principales riesgos de la exploración petrolera serían "la contaminación, la pérdida de la biodiversidad y un ataque al Sistema Arrecifal Mesoamericano".

La exploración de petroleo preocupa a ambientalistas de Honduras

La exploración y explotación petrolera es "una amenaza grande para Honduras", subrayó Vega, quien dijo que es necesario que la población sea informada sobre los riesgos.

Más: “Hay petróleo en Nicaragua”, dice especialista

Según las autoridades hondureñas, la concesionaria pagará un canon al Estado en la etapa de exploración y financiará obras de desarrollo social en las comunidades aledañas donde se realizarán los trabajos.

El Estado hondureño, según los expertos, se comprometió, entre otras cosas, a "retrasar" la aprobación de leyes que afectan a la concesionaria y no aplicar ningún nuevo impuesto.

El presidente de la Coalición Patriótica de Solidaridad, Juan Carlos Rodríguez, dijo a Efe que hasta ahora se ignora los volúmenes de gas y petróleo que existen en Honduras, aunque cree que "hay cantidades adecuadas" para la comercialización, y aseguró que el país "no tiene las capacidades" para realizar una exploración y explotación petrolera.

Firma canadiense buscará petróleo en Nicaragua

"Nuestro país no tiene las capacidades. Hemos visto cómo las trasnacionales y multinacionales han venido y han mostrado una supremacía ante nuestros Gobiernos, que han sido siempre tan dadivosos", explicó.

Rodríguez tildó de "leonino" el contrato para exploración petrolera y afirmó que en Honduras hay petróleo y gas en al menos cinco áreas del país: centro, sur, occidente y dos en el norte.



Por su parte, Félix Valentín, de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), señaló a Efe que la búsqueda de petróleo en el país tiene "un impacto completamente negativo" y "nefasto" para las comunidades indígenas.

Denunció que las comunidades indígenas no fueron consultadas previamente a la firma del contrato de exploración y explotación de petróleo.

También: BID invertirá en exploración de energía geotérmica


"En el proceso de exploración hubo escasez de producto en relación a la pesca", enfatizó Valentín, quien advirtió que un posible derrame de crudo causaría "un desastre ambiental".

Lo anterior, según el dirigente garífuna (negro), provocaría que las poblaciones indígenas se convertirán "en desplazados ambientales" debido a la contaminación.

Señaló, además, que de ocurrir un derrame de petróleo serían afectadas varias comunidades garífunas de Honduras, Guatemala y Belice.