• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • EFE

El sector turismo de Costa Rica trabaja en impulsar una estrategia de transformación tecnológica que permita la construcción del país como un destino inteligente, que sea seguro, accesible, sostenible e innovador.

El objetivo es buscar que Costa Rica sea un destino más competitivo a nivel internacional, y avanzar hacia una renovación digital que permita mejorar la experiencia de los turistas cuando visiten el país.

Para estudiar este tema, la Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo (Acoprot) organiza el II Congreso Internacional de Profesionales en Turismo, que se desarrollará entre lunes y martes próximos, con el tema "Organizaciones inteligentes: Destinos inteligentes".

"Tenemos que empezar a trabajar en lo que va a ser el declive de nuestro destino, tenemos que empezar a innovar ya. Las personas no buscan lo mismo de antes, el turista es más exigente y conectado, por lo que hay que avanzar a una transformación digital en las organizaciones para poder crecer como destino inteligente", dijo en entrevista con Acan-Efe la vicepresidenta de Acoprot, Sylvia Sáurez.

Un destino turístico inteligente debe cumplir cuatro pilares: seguridad, accesibilidad, sostenibilidad e innovación, todo consolidado con una tecnología de vanguardia que garantice el desarrollo económico, social y ambiental del territorio turístico.

Para la experta, la inclusión de avances digitales y la innovación van de la mano con las exigencias actuales de los consumidores.

Las herramientas como la inteligencia de datos y la artificial, así como plataformas digitales son los principales retos que deben empezar a enfrentar las empresas y organizaciones para darle respuesta a las necesidades que tiene el turista.

"La importancia radica en mejorar la experiencia de los consumidores que lleguen y de provocar una reincidencia de visita, pero para eso todavía hay que mejorar en muchas áreas, como el servicio al cliente, las tecnologías, la accesibilidad", destacó Sáurez.

Uno de los países pioneros en el tema es España, que en el 2012 inició con esta estrategia y que tiene como objetivo implantar un nuevo modelo de mejora de la competitividad y desarrollo turístico basado en la gobernanza y la corresponsabilidad turística.

Entre algunos sitios destacados se encuentran Murcia, Palma de Mallorca, Noja, Badajoz, Marbella, Almería, Lloret de Mar, Jaca, Valle del Jerte, entre otros.

En Latinoamérica, en México, las localidades de Cozumel y Tequila cuentan con esta propuesta, así como la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

"La huella digital y turística nos va a dar las pautas para estudiar lo que tenemos que ir haciendo en Costa Rica, y no solamente se trata de integrar la comunicación entre la empresa pública y privada, o la comunidad y visitantes, sino hacer un entramado real desde la tecnologías hasta la sostenibilidad económica y social para el bienestar de turista y del ciudadano", expresó Sáurez.

Avanzar hacia la transformación de un destino turístico permitirá, según la experta, un aumento de la competitividad, mejora de los procesos de producción y comercialización, desarrollo sostenible, calidad de la estancia y dinamización de la economía.

En el congreso participarán expertos de España, Argentina y Perú, quienes expondrán sobre el mercadeo turístico inteligente, la innovación y creatividad en los modelos de negocios adaptados, el reto de la accesibilidad y la participación, así como la planificación estratégica participativa de los destinos y el geodiseño.

El turismo es uno de los principales motores de la economía de Costa Rica, país que alberga a cerca del 4,7 por ciento de la biodiversidad del planeta, lo que se constituye en uno de sus principales atractivos.