• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, le pidió hoy a la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que ese organismo declare a los grupos armados, maras, pandillas y bandas criminales como violadores de los derechos humanos.

Así lo informó la Casa Presidencial de Tegucigalpa en un comunicado, en el que además señala que Hernández y Bachelet se reunieron en la sede las Naciones Unidas en Nueva York, donde el presidente hondureño ha participado en el 73 período de sesiones de la Asamblea General.

Hernández también hizo la misma petición al director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Yuri Fedetov.

Lea además: Honduras confirma prisión para policía y exagente por crimen de Berta Cáceres

"En Honduras estos grupos criminales quisieron asaltar el poder en alianza con algunos grupos políticos. Esto quedó evidenciado en las mismas mesas de diálogo que Naciones Unidas ha estado llevando y debe ser una alarma para todas las democracias del mundo", advirtió el mandatario.

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras. EFE/END.

Añadió que sobre el tema también ha conversado con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, así como con congresistas, senadores y varias agencias de seguridad y defensa de ese país.

"No reconocer el nivel de violencia y el perjuicio que cometen estas organizaciones criminales y cómo pretenden suplantar al Estado, me parecería que la comunidad internacional estaría siendo ciega, sorda, y no creo que lo hagan a propósito, entonces, tienen que actuar", subrayó.

También: Honduras denuncia en la ONU una enorme injusticia por el bajo precio del café

Hernández señaló además que El Salvador y Guatemala también son víctimas de maras, pandillas y bandas criminales y que Costa Rica y Panamá comienzan a enfrentar ese fenómeno.

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos. EFE/END.

Los vecinos del sur de Centroamérica "están comenzando a ver lo que Honduras vivió hace quince años: un resurgimiento del mundo criminal que se encarga de tráfico de drogas, de personas y armas", expresó el mandatario.

De interés: Partido Liberal se retira de mesa de diálogo que discute crisis en Honduras

Hernández considera que si el mundo reconoce que esos grupos grupos también violentan los derechos humanos de los hondureños, van a entrar en otra categoría y la comunidad internacional va a cerrar filas para apoyar más a los países que sufren ese flagelo.

"Mi intención es prevenir que ellos asalten el poder como lo han querido hacer en Honduras", dijo Hernández, añade la nota de prensa.

La agenda de Hernández ha incluido, entre otras reuniones en Nueva York, una con la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, quien ha sido una abanderada para que en ese ente se hagan reformas para que sea más eficiente, transparente y responsable, indicó la Presidencia hondureña.