•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Congreso de Costa Rica aprobó hoy en la primera de dos votaciones una polémica reforma tributaria que busca paliar el déficit y en contra de la cual los sindicatos cumplieron este viernes 26 días de huelga indefinida.

La reforma tributaria, con la que el Gobierno de Carlos Alvarado busca recaudar recursos frescos equivalente a cerca del 1,2 por ciento del producto interno bruto (PIB), fue aprobada en una votación de 35 a favor y 22 en contra, con todos los 57 diputados presentes en el Congreso.

Huelguistas rodean Congreso de Costa Rica durante discusión de reforma fiscal

Los sindicatos creen que la reforma afectará más a las clases bajas y medias y que trata con suavidad a los ricos y las empresas, por lo que exigen que el proyecto sea retirado del Congreso y se negocie un nuevo texto basado en propuestas sindicales. 

Huelguistas rodean Congreso de Costa Rica durante discusión de reforma fiscalLos sindicatos cumplen este viernes 26 días de huelga, ya que creen que la reforma afectará más a las clases bajas y medias, y que trata con suavidad a los ricos y las empresas, por lo que exigen que el proyecto sea retirado del Congreso y se negocie un nuevo texto basado en propuestas sindicales.
Exiliados nicaragüenses realizan plantón frente a embajada de Nicaragua en Costa Rica

Según el Gobierno, un 80 por ciento de lo recaudado por la reforma tributaria lo pagará el 20 por ciento de hogares con mayores ingresos y las empresas, lo que provocará una reducción de la desigualdad.


La reforma fiscal tiene como punto estrella la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento en uno de valor agregado (IVA) de la misma tasa pero que gravará los servicios y, de manera diferenciada, algunos productos que antes estaban exentos.

Reforma fiscal de Costa Rica reducirá desigualdad, asegura el Gobierno

También incluye cambios en el impuesto sobre la renta, en la renta de capital, la renta global y medidas para reducir el gasto público, como por ejemplo la disminución de pluses salariales.


El Gobierno asegura que en ingresos tributarios frescos la reforma recaudará cerca del 1,2 por ciento el producto interno bruto (PIB), y que de esos ingresos nuevos el 57 por ciento provendrá de impuestos sobre la renta y el 43 por ciento del IVA.

Costa Rica cerró el 2017 con un déficit fiscal del 6,2 por ciento del PIB y para el 2018 se ha proyectado en al menos el 7,1 por ciento.