• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • EFE

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (CONADEH) coordina acciones con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), la Cruz Roja Internacional y los ombudsman de Guatemala y México a favor de una caravana de inmigrantes hondureños que viajan hacia Estados Unidos.

Así lo informó hoy el CONADEH en un comunicado, en el que además su titular, Roberto Herrera, expresó su "consternación por este tipo de desplazamientos forzados internos que terminan en migración"."Hemos tomado las previsiones en nuestras delegaciones, la Defensoría Nacional de Migrantes y la Unidad de Desplazamiento Forzado Interno", indicó Herrera.

Señaló además que están en contacto con el ACNUR, la Cruz Roja Internacional y los defensores de los pueblos de Guatemala y México porque, "en este tipo de corrientes de seres humanos, van personas huyendo de amenazas a su integridad y su vida". "En este tipo de movimientos humanos van elementos necesarios para solicitar asilos en los diferentes países", enfatizó.

Muchos aprovecharon que buses y camiones se estacionaban para subir apiñados hasta que no cabía nadie más. AFP/END.

El sábado, alrededor de un millar de hondureños, entre hombres, mujeres y niños, iniciaron una caravana que salió desde San Pedro Sula, norte, con la idea de llegar a Estados Unidos, incluso Canadá, aduciendo razones de seguridad y la busca de mejores condiciones de vida, que no tienen en su país.

Desde México, el Gobierno recordó el mismo sábado, después de que arrancó la caravana de hondureños que pretenden llegar a Estados Unidos a pie, que los que quieran entrar en ese país deben hacerlo cumpliendo la legislación vigente y haciendo los trámites que corresponda en los consulados.

En un comunicado conjunto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la de Gobernación (Segob) solicitaron a "los extranjeros que pretenden ingresar a México" que revisen los requisitos previstos en el artículo 37 de la Ley de Migración.

Según el CONADEH, en los primeros ocho meses del año aumentaron las denuncias ante ese organismo, al atender 558 casos, en los que se vieron involucradas unas 1.389 personas, de las cuales el 54 % están en riesgo y un 46 % son víctimas del desplazamiento forzado. En 307 de las denuncias, que representan el 55 %, las personas denunciaron ser víctimas de amenazas de muerte.

Además, en el resto de los casos muchas personas tienen que abandonar sus comunidades por el asesinato de familiares, extorsiones, el reclutamiento de niños y adolescentes, violencia sexual y doméstica; secuestros, tentativas de homicidios y el despojo de tierras, entre otros, indicó el CONADEH.

Herrera dijo que el ACNUR estará informando y documentando tanto en Honduras como en Guatemala y México, y que se estará pendiente del seguimiento que haga la Cruz Roja Internacional y del trabajo de las instituciones nacionales de derechos humanos en torno a los inmigrantes hondureños que pretenden llegar a Estados Unidos.

Una familia hondureña duerme en la estación de bus de San Pedro Sula. AFP/END.

También señaló que se ha advertido a las personas que van en la caravana de los riesgos y amenazas, y se les ha brindado documentación para que estén en contacto con el CONADEH desde los diferentes lugares que vayan cruzando, lo mismo que con el ACNUR y la Cruz Roja.

"El Conadeh tiene que ocuparse del factor humano, en el sufrimiento, en la expectativa que tienen estas personas en salvaguardar su vida y su integridad, por ahora lo que nos preocupa son esas mujeres, esos niños, esas personas que van a un proyecto incierto en el cual hay más riesgos que certezas", enfatizó Herrera.