• Panamá |
  • |
  • |
  • EFE

La Fiscalía panameña informó hoy que ha abierto investigaciones a un total de 1.656 personas por distintos casos de corrupción ocurridos durante el Gobierno del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), quien se encuentra detenido provisionalmente por una trama de escuchas ilegales.

De todos los investigados, el Ministerio Público imputó cargos a un total de 1.194 personas, decretó 143 detenciones preventivas y 372 medidas cautelares distintas a la prisión provisional, apuntó la institución en una infografía compartida en su cuenta de Twitter.

Lea además: Expresidente panameño Martinelli vuelve a pedir excarcelación por motivos de salud

La Fiscalía también indicó que ha aprehendido entre 2015 y 2018 dinero y bienes por valor en 397,7 millones de dólares relacionados con los distintos casos de corrupción, entre los que destacan grandes tramas como los sobornos de la multinacional Odebrecht o los de Blue Apple.

Ricardo Martinelli, fue presidente de Panamá desde 2009 hasta 2014. Archivo/END

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, accedió al poder en mayo de 2014 con un discurso frontal contra la corrupción y desde entonces dice haber destapado los esquemas de corrupción de la Administración anterior.

También: Panamá y China reportan avances en negociación de TLC

Martinelli, un multimillonario empresario de 66 años, enfrenta un proceso judicial por presuntamente haber pinchado ilegalmente las telecomunicaciones a un centenar de personas y el magistrado fiscal que lo investiga, Harry Díaz, pide para él 21 años de cárcel.

Juan Carlos Varela, presidente panameño. EFE/END

El expresidente, que tiene otras causas por corrupción pendientes con la justicia, asegura que es víctima de una persecución política por parte de Varela, que fue su vicepresidente y canciller.

De interés: Canal Panamá logra récord de 442,1 millones toneladas transitadas por esa vía

Su defensa sostiene que fue extraditado bajo una regla de especialidad incluida en un tratado bilateral entre Panamá y Estados Unidos y que por eso solo puede ser juzgado en el país centroamericano por el caso por el que fue entregado, el de las presuntas escuchas ilegales.