• San Salvador, El Salvador |
  • |
  • |
  • EFE

Un grupo de migrantes hondureños varados en el límite de Honduras con El Salvador de la frontera El Amatillo (oriente) se atrevieron hoy a cruzar el Río Goascorán, que comparten ambas naciones, a pesar de la crecida del caudal por las intensas lluvias de las últimas horas.

Unas 20 personas, entre ellos niños, se separaron del grupo de al menos 100 hondureños que no lograron el miércoles pasar dicha frontera para continuar su camino hacia los Estados Unidos.

El centenar de migrantes, muchos de ellos sin la documentación necesaria para entrar a El Salvador, aguardó en el límite fronterizo para intentar la mañana de hoy ingresar a este país, sin embargo, esto no fue posible.

Ante esta situación, algunos hondureños se han arriesgado a cruzar el Río Goascorán, a pesar de la crecida del caudal por las intensas lluvias que han caído en ambos territorios en las últimas horas.

En el lugar no hay presencia de autoridades migratorias ni policiales de estos países, por lo que los hondureños han ingresado a El Salvador para continuar su camino hacia una de las fronteras con Guatemala.

Otro grupo, de más de 400 migrantes hondureños, ingresó la tarde del miércoles a tierras salvadoreñas sin ningún inconveniente y este jueves siguieron su ruta hacia los Estados Unidos, su destino final.

Algunos de los hondureños varados en el limite fronterizo dijeron que "no buscan quedarse en El Salvador" y que "sólo van de paso para encontrarse con los otros compatriotas para llegar juntos a Estados Unidos".

Unas 20 personas, entre ellos niños, se separaron del grupo de al menos 100 hondureños y han cruzado el Río Goascorán. EFE/END.

Las autoridades migratorias de El Salvador aclararon el miércoles que "no han negado la entrada al país a ningún hondureño" y que han ingresado al territorio todos aquellos que sí presentaron la documentación necesaria.

La mayoría de hondureños que se quedó en el límite de la frontera El Amatillo viajan con menores y adolescentes, quienes no llevan pasaporte, lo que ha dificultado su ingreso a tierras salvadoreñas.

Los migrantes, en su mayoría niños y mujeres, decidieron comenzar el viaje hacia EE.UU. luego que el presidente de ese país, Donald Trump, amenazó con retirar "de inmediato" la ayuda que concede a Honduras si otra caravana de hondureños, unos 3.000 según la ONU y que cruza Guatemala, no se detienen antes de llegar a ese país norteamericano.