•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

China y Japón mostraron hoy su voluntad de marcar un nuevo punto de partida en sus relaciones durante la visita oficial de Shinzo Abe, la primera al país asiático de un primer ministro japonés en los últimos siete años, con la que se busca reforzar su debilitada cooperación bilateral.

Tras su llegada a Pekín, Abe se reunió con su homólogo chino, Li Keqiang, en el Gran Palacio del Pueblo, donde enfatizaron la importancia de sus relaciones bilaterales como los dos países más influyentes de Extremo Oriente y piezas clave en la economía mundial.

Ambos líderes también conmemoraron este jueves el 40 aniversario de la firma del Tratado de Paz y Amistad China-Japón, un signo de que los dos países desean dejar a un lado los problemas que han afectado a sus lazos en los últimos años.

Ceremonia para conmemorar el 40 aniversario de la firma del Tratado de Paz y Amistad China-Japón / EFE
"Hay que tomar la historia como un espejo para seguir hacia el futuro", aseguró el primer ministro chino, citado por la televisión estatal CCTV, que destacó que el tratado firmado hace cuatro décadas buscó la "convivencia pacífica" y una "amistad de generaciones".

También aprovechó su encuentro con Abe para volver a insistir en la necesidad de que Japón reflexione "profundamente" sobre sus responsabilidades en la guerra.

 

Corea del Sur, China y Japón celebrarán una cumbre en Tokio el 9 de mayo

Por su parte, el primer ministro nipón insistió en que este tratado de paz ha guiado al desarrollo de ambas partes, que tienen que esforzarse conjuntamente para impulsarlo a nivel mundial y promover la pazl.

Las tensiones comerciales entre China y EEUU tampoco pasaron desapercibidas durante el encuentro, en el que Abe, sin hacer referencia directa a la guerra arancelaria, destacó la importancia de la cooperación económica entre China y Japón como dos países importantes para el desarrollo económico en el mundo.

El primer ministro chino, Li Keqiang (c), y el primer ministro japonés, Shinzo Abe
A este respecto, Li insistió en que su Gobierno seguirá con la reforma y la apertura "sin vacilaciones" y mostró su interés en que Japón participe activamente en la iniciativa china de las Nuevas Rutas de la Seda.

Este acercamiento se produce en un momento en el que Pekín busca promover sus lazos con otros países por sus tensiones arancelarias con Washington, y después de que Tokio se comprometiera a jugar "un papel responsable" en la economía global ante el grave impacto que puede causar la guerra comercial.

Trump anuncia que visitará a China, Japón y Corea del Sur en noviembre

Antes de llegar a Pekín, Abe ya enfatizó en una entrevista concedida a medios chinos y que recogió hoy CCTV que su visita a China debe marcar un nuevo punto de partida para las relaciones bilaterales.

Sus vínculos se deterioraron cuando en 2012 Japón nacionalizó las islas Senkaku, que China reclama como suyas, aunque el Gobierno de Tokio las incluye como parte de la prefectura de Okinawa, al suroeste de la principal isla del archipiélago de Japón.

Las banderas de China (d) y Japón ondean junto a varias cámaras de vigilancia instaladas en la Ciudad Prohibida
"Es normal que los dos países, como vecinos, tengan diferencias sobre algunos asuntos", pero "China y Japón tienen la responsabilidad de manejarlas correctamente y desarrollar lazos amistosos y de cooperación", dijo Abe.

Asimismo, recordó en la entrevista que el comercio bilateral ha alcanzado los 300.000 millones de dólares y que las economías de los dos países son "inseparables".

"El desarrollo económico de China supone una gran oportunidad y debe ser bienvenido tanto por Japón como por el mundo", señaló, antes de añadir que Japón puede servir como referencia para China en temas como la contaminación ambiental o el envejecimiento de la población.

Gobierno de Nicaragua felicita a las dos Coreas por la histórica cumbre

Se espera que ambos países firmen durante esta visita acuerdos en infraestructuras, área en la que China pretende seducir a su vecino para que participe en algunos proyectos concretos de las Nuevas Rutas de la Seda, que pretende reavivar el antiguo corredor comercial entre Asia y Europa.

Como parte de su agenda, Abe visitará mañana la Universidad de Pekín, antes de reunirse y asistir a una cena con el presidente Xi Jinping.

También participará en un foro sobre la cooperación de Japón y China con terceros países con el objetivo de sentar las bases de una futura coordinación en ese sentido.

Kim Jong Un está dispuesto a presentar un plan hacia la desnuclearización

Por otra parte, se espera que las dos partes dialoguen también acerca de Corea del Norte, asunto sobre el que Pekín y Tokio coinciden en la necesidad de que haya una desnuclearización de la península coreana, aunque pueda haber diferencias en cómo abordarlo.

La visita oficial de Abe, que se prolongará hasta el próximo sábado, antecede a la que en junio próximo hará a Japón el presidente chino Xi Jinping con motivo de su asistencia a la cumbre del G20 en la ciudad nipona de Osaka.