•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El viceprimer ministro de Rusia, Yury Borisov, expresó hoy la apuesta de Moscú por una relación de cooperación "a largo plazo" con América Latina, en su discurso durante el primer foro entre ambas partes que tuvo lugar en La Habana.

"Los intereses rusos para América Latina no son pensados para obtener resultados de un día, sino para el largo plazo", declaró el representante ruso, citado por medios estatales cubanos.

Autoridades y empresarios de Rusia y varios Estados latinoamericanos, entre ellos ministros de Guatemala y Nicaragua, celebraron hoy el I Foro Rusia-América Latina para explorar posibilidades de cooperación en los ámbitos de la economía, el comercio y las inversiones.

El foro se enmarcó en la 36 Feria Internacional de La Habana (Fihav), la principal bolsa comercial de Cuba que reúne desde hoy hasta el miércoles a unos 3.000 empresarios de 65 países, entre ellos una veintena de la región de América Latina.

Borisov citó como sectores "clave" para reforzar las relaciones comerciales con la región los de energía, construcción de maquinarias pesadas, aeronáutica e infraestructura.

Además, transmitió a los asistentes un mensaje del primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, sobre la importancia de este foro como muestra del creciente interés ruso de establecer contactos directos con los empresarios latinoamericanos, "una condición indispensable de la cooperación exitosa en una economía global", según la agencia estatal Prensa Latina.

El representante de Moscú resaltó que su país quiere ampliar la presencia en Latinoamérica a partir de los principios del multilateralismo, la no intervención en los asuntos internos de los estados y el reforzamiento de la seguridad internacional.

Confió asimismo en una nutrida presencia de los países de la región el año que viene en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca (i), da un discurso en el acto inaugural de la Feria Internacional de la Habana FIHAV 2018, hoy lunes en La Habana, Cuba. EFE/END

Borisov se refirió específicamente a Cuba, su cuarto socio comercial, al asegurar que las relaciones económicas bilaterales están "en medio de un cambio", ya que "si antes se hablaba de enviar suministros, ahora la meta es el desarrollo conjunto".

También prometió un avance en la inversión de Moscú en Cuba y aludió al millonario proyecto de la modernización del ferrocarril cubano, en el que Rusia tiene una importante participación y que, considera, mejorará el deteriorado sistema de transporte de Cuba y tendrá efectos positivos en la industria y el turismo.

En los últimos años, y en especial desde el frenazo al proceso de deshielo con Estados Unidos impuesto por la Administración de Donald Trump, Rusia y Cuba -estrechos aliados hasta la caída de la Unión Soviética- han retomado con fuerza sus relaciones en todos los campos, en especial en los del desarrollo de la industria y las comunicaciones en la isla.

Este mes se conoció que Rusia planea instalar en Cuba antes de finales de abril de 2019 un complejo móvil para la recepción y transmisión de datos de satélites rusos de observación terrestre.

El gigante euroasiático se perfila también como un posible proveedor de petróleo para Cuba, que busca nuevas vías de suministro energético debido a la fuerte caída de los envíos de crudo subsidiado desde Venezuela debido a la crisis que atraviesa ese país.