•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unos 600 kilos de cocaína decomisados y dos costarricenses y tres colombianos detenidos fue el resultado de un operativo conjunto de Estados Unidos y Costa Rica en el Pacífico, informó hoy Ministerio de Seguridad Púbica del país centroamericano.

El Ministerio detalló en un comunicado que el operativo estuvo a cargo de la Policía de Control de Drogas (PCD) en conjunto con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) y la Guardia Costera estadounidense, y se efectuó el pasado domingo a 800 millas de la costa del Pacífico costarricense.

 Lea: Detienen a cuatro nicaragüenses con 60 kilos de cocaína en Costa Rica

Oficiales de la Guardia costera estadounidense, en el marco de un tratado bilateral de vigilancia conjunta, interceptaron el pasado el domingo una embarcación costarricense con cinco tripulantes a bordo y en la cual se transportaban 30 sacos con cocaína, para un total de 600 kilos.

Los sospechosos fueron identificados como los costarricenses de apellidos López Álvarez, de 49 años; y López Gómez, de 30 años; así como tres colombianos de apellidos Minia Quintero, de 19 años; Reina Estipiñán, de 24 años; y Arroyo Portocarrero, de 32 años.

 De interés: Policía de Nicaragua incauta 230 kilos de cocaína a guatemalteco

López Álvarez tiene antecedentes por abuso sexual contra menor de edad, y López Gómez por homicidio, mientras los colombianos no cuentan con registros en Costa Rica.

Las autoridades estadounidenses transportaron a los detenidos y la droga hasta Puerto Golfito, provincia de Puntarenas, en el sur de Costa Rica, donde el martes la Policía de Control de Drogas contabilizó la sustancia ilícita y procesó a los detenidos.

 Además: Tres detenidos y 1.315 paquetes de droga decomisados en 2 acciones en Panamá

La embarcación en la que se movilizaba la droga tiene el nombre de "Cool runnings X", mide 30 pies de longitud y cuenta con un motor de 200 caballos de fuerza.

Los cinco arrestados enfrentarán cargos por narcotráfico, delito que en Costa Rica se castiga con un máximo de 20 años de prisión.

En lo que va de año las autoridades de Costa Rica han decomisado alrededor de 20 toneladas de cocaína.