•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Costa Rica anunció hoy un Plan de Contingencia Interinstitucional con el que pretende hacer frente a la sequía e inundaciones que se prevé provocará el fenómeno de El Niño durante 2019.

El plan incluye una directriz firmada este jueves por el presidente costarricense, Carlos Alvarado, que crea el Comité Permanente de Atención, el cual está integrado por 12 instituciones bajo la coordinación de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Estas instituciones estarán en la obligación de actuar de oficio en el apoyo a la población vulnerable a los efectos del fenómeno de El Niño.

El objetivo es "asegurarle a las personas las alternativas de subsistencia mientras logran la recuperación de su economía doméstica y la atención particular para la pequeña actividad agropecuaria, incluida la pesca y la acuicultura", destacó el presidente Alvarado en un acto oficial.

Según las proyecciones de las autoridades costarricenses, desde finales de 2018 se experimentará un severo déficit de lluvias en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte), un moderado déficit de agua en Puntarenas (Pacífico central y sur), déficit en el centro del país, mientras que para el Caribe y el norte habrá exceso de lluvias.

Para atender la situación en 2019, la Comisión Nacional de Emergencias asignó a través del Fondo Nacional de Emergencias un monto de 5.210 millones de colones (unos 8,5 millones de dólares).

El presidente de la Comisión, Alexander Solís, detalló que como parte del proceso preventivo se instalaron mesas de trabajo que elaboraron una estrategia de atención en zonas vulnerables en las áreas de salud, agroalimentaria, ambiente, abastecimiento del agua para consumo humano, infraestructura vial y obras pluviales.

Ante la sequía que se prevé en algunas zonas del país, el Ministerio de Agricultura y Ganadería estableció cinco acciones específicas para la adaptación de fincas y productores, alimentación animal, salud animal, asistencia económica y vigilancia agrícola fitosanitaria.

El fenómeno de El Niño, que consiste en el calentamiento de las aguas del Pacífico, afectó a Costa Rica entre 2014 y 2016, por lo que las autoridades afirman que ya existe experiencia adquirida para enfrentar el evento en buena forma.

La sequía de ese periodo causó pérdidas a Costa Rica por unos 30 millones de dólares en el sector agroalimentario.