•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el colombiano Iván Velásquez, negó hoy una injerencia internacional en el país en la lucha contra la corrupción, y aseguró que la decisión final de este combate es de los guatemaltecos.

"No hay una posibilidad cierta de injerencia de la comunidad internacional más que el acompañamiento que se puede hacer", dijo el abogado en un video proyectado este martes durante la conferencia internacional "Experiencias Comparadas de Combate a la Corrupción y la Impunidad".

Lea: Jimmy Morales advierte a jefe de Cicig que no va a poder entrar a Guatemala

Velásquez, a quien el Gobierno guatemalteco le ha prohibido la entrada al país desde principios de septiembre por considerarlo una amenaza para la seguridad nacional, explicó que son las autoridades locales "las que combaten la corrupción" y que la Cicig solo tiene la posibilidad de realizar "una tarea de acompañamiento" y suministro de "las mejores herramientas" y experiencias.

Iván Velásquez, jefe de la Cicig. Archivo/END

"Pero la decisión es de los guatemaltecos", insistió mientras explicó que el país, desde el año 2015, dio un paso "importante" en la lucha contra la impunidad y la corrupción, generando un movimiento que pretendía "afectar sustancialmente a esa impunidad constante" y que fue llevado a cabo por el Ministerio Público, la Cicig, la "participación amplia y vigorosa" de la ciudadanía" y los medios de comunicación independientes.

También: CICIG expresa preocupación por cambios a ley para la aceptación de cargos

Durante la inauguración de esta cita, que pretende examinar las experiencias comparadas en el combate a la corrupción y la impunidad en América Latina, Velásquez también destacó como "otro actor indispensable" en esta lucha la gran cantidad de jueces y magistrados comprometidos con su trabajo.

"Todo esto se pudo desarrollar y es lo que nosotros podemos aportar a unas jornadas de reflexión sobre la importante función de la Justicia en un Estado democrático", proclamó el colombiano, y agradeció el apoyo y ayuda de la cooperación internacional a la Comisión.

El magistrado, que dijo que la Cicig es un mecanismo que genera experiencias para toda América Latina, pidió reflexionar sobre cómo Guatemala ha podido llegar a un "nivel de tal captura del Estado" y cuáles son los remedios para revertir esta situación.

De interés: Fiscal asegura que el jefe de la Cicig puede ingresar a Guatemala

"Sí hay un futuro. Es posible luchar contra la corrupción. Pero la responsabilidad (...) corresponde exclusivamente a los guatemaltecos", concluyó.

En esta cita, las autoridades también presentaron la campaña "Yo no me presto", que pretenden fomentar una cultura de legalidad.

El presidente guatemalteco, Jimmy Morales, anunció el pasado 31 de agosto que no renovaría el mandato del organismo de las Naciones Unidas, que vence en septiembre de 2019, por entender que se ha convertido en una especie de estructura paralela similar a las que tiene que combatir en el país.

Días después, desconoció al abogado colombiano Iván Velásquez como su comisionado y aprovechando que se encontraba en una gira de trabajo en Washington le prohibió el ingreso al país por considerarlo una amenaza para la seguridad nacional, aunque la ONU aseguró en reiteradas ocasiones que sigue en el cargo.