• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • EFE

La estatal Caja Costarricense de Seguro Social anunció hoy que dará una lucha frontal contra las quemaduras, en especial en menores de edad, con el objetivo de reducir el impacto que tienen en la vida de decenas de familias y en el sistema de salud.

La institución reveló en conferencia de prensa que trabajará junto con el Patronato Nacional de la Infancia, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la Asociación de Sobrevivientes a las Quemaduras, para impulsar la campaña "Por un diciembre sin pólvora", mientras que para el año 2019, se prepara una gran ofensiva contra las quemaduras.

"En esta época se producen quemaduras por fuego directo y líquidos calientes, tras la práctica de fogatas, cocinar tamales, incendios, entre otras causas", explicó el médico Gilberto Reina, jefe de la Unidad de Quemados del Hospital San Juan de Dios.

Para las autoridades el impacto de las quemaduras es muy elevado, toda vez que los pacientes requieren por muchos años un sinnúmero de intervenciones con la participación de diversos profesionales.

bb

Datos de la Caja Costarricense indican que una de cada cinco quemaduras es definida como un "gran quemado" lo que implica muchos días y hasta meses de hospitalización para hacerles curaciones, terapias, injertos, entre otros procedimientos.

Informes del área de Estadísticas de Salud de la Caja Costarricense de Seguro Social indican que diariamente egresan 2,3 pacientes de los diferentes hospitales víctimas de quemaduras o corrosiones.

De acuerdo con el análisis de la información, en el 2017 se hospitalizaron en los diferentes centros médicos 863 pacientes con ese diagnóstico, de los cuales 555 eran hombres y 308 mujeres.

La población infantil que tiene una edad entre 1 y 9 años fue la más afectada, con un total del 58,7 por ciento del total de los egresos. Las áreas anatómicas más afectadas fueron tronco, tobillo pie, cabeza, cuello, muñeca y miembro superior.

El ente recomendó a los ciudadanos tener cuidado a la hora del baño y evitar que haya niños a su alrededor, así como no sobrecargar los enchufes, ni comprar ni usar pólvora.

Entre otras acciones pidió tomar prevención cuando hay líquidos calientes en las mesas o sobre la cocina, tener cuidado con aparatos eléctricos para el cabello, evitar la exposición del sol y no utilizar ningún combustible para encender fogatas.