•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, presentó hoy el Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública del Bicentenario, que tiene como meta reducir la pobreza y la desigualdad, la descarbonización de la economía e impulsar el crecimiento económico.

Alvarado junto con la ministra de Planificación, y Desarrollo Económico, María del Pilar Garrido, presentaron en un acto oficial la hoja de ruta del Gobierno para los próximos cuatro años.

Para las autoridades, el objetivo del programa es generar un crecimiento económico inclusivo en el ámbito nacional y regional, en armonía con el ambiente, promoviendo empleos de calidad y reduciendo la pobreza y la desigualdad en el país.

"Esto resume nuestro deseo de construir una Costa Rica próspera, inclusiva, resiliente, innovadora y descarbonizada", destacó Alvarado durante la presentación, y añadió que le darán seguimiento y evaluarán el uso eficiente y eficaz de los recursos públicos.

El plan contempla cinco grandes metas, una de ellas el crecimiento económico, que busca impulsar la inversión pública y habilitar la inversión privada.

Para el 2022, la meta del Gobierno costarricense es crecer en al menos el 3,3 por ciento del producto interno bruto.

Otra de las metas es reducir la pobreza multidimensional entre 2,3 y 2,7 puntos porcentuales.

Esto será posible por medio de intervenciones "a la medida de cada hogar", algunos serán beneficiados con recursos para vivienda, otros educación o salud, dependiendo de las necesidades. La otra propuesta es detener el crecimiento de la desigualdad, ya que según las autoridades una reducción significativa solo es posible a largo plazo.

El presidente Alvarado mencionó en la presentación que fomentarán la participación de las mujeres en mercados laborales y la formalidad en el empleo, así como mejorar los sistemas de intermediación de empleo para personas con edades entre 18 y 44 años.

"La desigualdad es quizás uno de los más grandes retos que tenemos en el país y lo abordamos con suma seriedad. No hay un cambio de corto plazo, porque muchas condiciones son estructuradas, se requiere de políticas en lo fiscal y principalmente en cerrar brechas de educación territorial y en materia de empleo, eso será lo que transformará nuestra sociedad", dijo el mandatario.

La siguiente meta es que para el 2022, la variable de desempleo baje al menos entre 0,7 y 1,8 puntos porcentuales.

Para lograrlo el Gobierno impulsará la generación de empleo de calidad, nuevos emprendimientos intensivos en investigación, desarrollo e innovación, nuevas competencias como el bilingüismo y educación dual. La última propuesta es reducir la tasa de emisiones de dióxido de carbono en al menos 0,9 por ciento al año 2022.

La actual administración ha venido trabajando en potenciar la sectorización del transporte, el tren eléctrico de pasajeros y de carga.

La ministra Garrido explicó que "propiciarán una transformación de la matriz productiva para que se parezca más a la matriz energética del país, que es 98 por ciento renovable".

En total, el Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública del Bicentenario incluye más de más de 270 intervenciones en siete áreas de articulación presidencial: desarrollo sostenible y convivencia; innovación, competitividad y productividad; desarrollo regional; estabilidad y crecimiento inclusivo; seguridad humana; salud y seguridad social; infraestructura, movilidad y ordenamiento territorial.