• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • EFE

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, reconoció hoy la labor de la canciller, Epsy Campbell, quien renunció hoy a su cargo en medio de una polémica por nombramientos en ese despacho.

En un comunicado de Casa Presidencial, el mandatario Alvarado destacó el trabajo de Campbell como ministra de Relaciones Exteriores y "su papel en la defensa de los derechos humanos y de la democracia en los diferentes foros internacionales".

Lea: La canciller de Costa Rica renuncia al cargo tras polémica por nombramientos

Epsy Campbell, la primer mujer en dirigir la Cancillería de Costa Rica, renunció hoy a su cargo en medio de una polémica por errores en el nombramiento de personal del despacho de Exteriores.

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica. Archivo/END

Campbell, quien también es la vicepresidenta del país, brindó el anuncio de su renuncia en un discurso frente a los diputados de la Asamblea Legislativa a quienes reiteró que siempre actuó de "buena fe" y bajo los "criterios jurídicos".

También: Gobierno de Costa Rica presenta plan para desarrollo e inversión

El presidente Alvarado resaltó el liderazgo de Campbell en la cartera, así como su trabajo en la articulación interinstitucional sobre la situación migratoria y su lucha por el empoderamiento económico de las mujeres, entre otros logros.

"Desde la primera Vicepresidencia (Campbell) trabajará en la construcción de una Costa Rica más justa, inclusiva y próspera, en el marco de la presentación del Plan Nacional de Desarrollo e Inversión Pública anunciado este martes", afirmó Alvarado.

Epsy Campbell, vicepresidenta de Costa Rica. Archivo/END

El mandatario costarricense agregó que oportunamente serán comunicadas sus nuevas responsabilidades, ya que "ella tiene mucho que aportar", expresó.

De interés: Líderes centroamericanos llaman a Nicaragua y Costa Rica a sumarse a unión aduanera

Campbell estaba siendo cuestionada por haber nombrado a una ahijada suya en un puesto de confianza, y defendió ese y otros nombramientos dentro del ministerio, ya que según su opinión, las personas cumplían con la idoneidad para los puestos y no existen vínculos de consanguineidad.

Sin embargo, la Procuraduría General de la República de Costa Rica emitió el pasado viernes un criterio vinculante en el cual asegura que los puestos de dirección en Cancillería no son "de confianza", y que deben ser desempeñados por personas sujetas a requisitos del Estatuto de Servicio Exterior.

Campbell dijo la semana pasada que acataba "el informe en todos sus extremos", e iniciaría un concurso interno para la designación de todos los directores para "corregir una costumbre histórica" de la Cancillería, que nunca se consideró "ni ilegal ni incorrecta, de nombrar a los directores como funcionarios de confianza".

La dimisión de Campbell, representa la segunda baja del Gobierno del presidente Carlos Alvarado, quien asumió su mando hace solamente siete meses. El pasado 23 de noviembre renunció la ministra de Salud, Giselle Amador, en esa ocasión por desacuerdos sobre el rumbo de la institución.