•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica informó que hoy comenzó la construcción de tres puestos para la Policía de Fronteras en el Caribe norte, con el objetivo de defender la soberanía, esto luego de los problemas limítrofes con Nicaragua.

Las autoridades realizaron hoy el acto simbólico de colocar la primera piedra para dar por iniciada la construcción de las instalaciones de los nuevos puestos de las delegaciones policiales, que tendrá una inversión total de 3 millones de dólares.

Lea: FMI proyecta desaceleración en Costa Rica por efectos de crisis de Nicaragua

El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, afirmó en un comunicado de prensa que estas obras tienen los objetivos de fortalecer la defensa de la soberanía nacional, así como brindarles mejor seguridad a los vecinos del Caribe norte y a quienes visiten esta zona.

La construcción tendrá una inversión total de 3 millones de dólares. Archivo/END

"Con las nuevas delegaciones se pretende dignificar la labor de un cuerpo policial profesional como lo es la Policía de Fronteras, que en este momento desarrolla sus labores en unas condiciones muy difíciles dada la infraestructura con la que cuenta", destacó Soto.

También: Gobierno de Costa Rica presenta plan para desarrollo e inversión

El proyecto fue financiado con presupuesto originado por medio de un decreto emitido en el 2011, que declara "Estado de Emergencia, en los cantones, limítrofes con Nicaragua, de La Cruz, Upala, Los Chiles, Sarapiquí, San Carlos y Pococí, las situaciones y/o procesos que se desencadenan como resultado de las actividades que ilícitamente Nicaragua realiza en territorio de Costa Rica".

El decreto añade que esas situaciones "atentan contra la vida, la integridad física y los bienes de quienes se encuentran en el territorio nacional, así como contra la soberanía nacional y el medio ambiente".

El director de la Policía de Fronteras, Allan Obando, afirmó que las nuevas instalaciones, las cuales estarán listas a mediados del otro año, contribuirán a darle un "mejor servicio a la comunidad".

De interés: La canciller de Costa Rica renuncia al cargo tras polémica por nombramientos

El puesto de Delta Costa Rica, estará situado en el cantón de Sarapiquí, en provincia de Heredia (norte) y comprende un área constructiva de 1.280 metros cuadrados.

El segundo puesto estará ubicado en Agua Dulce, en el cantón de Pococí, provincia de Limón (Caribe), y comprenderá un área constructiva también de 1.280 metros cuadrados, y con un costo de 1,2 millones de dólares.

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica. Archivo/END

El tercer puesto estará en Barra del Colorado Sur (Caribe norte), que será una edificación de 727 metros cuadrados, y la inversión será de 635.000 dólares.

Costa Rica y Nicaragua mantienen frías relaciones desde el año 2010 debido casos que dirime la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, dos de los cuales corresponden a problemas limítrofes.

A finales de ese mismo año, Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ por una supuesta invasión a Isla Portillos y daños ambientales causados allí a un humedal protegido por la Convención Ramsar, durante la construcción de un caño para unir el río San Juan con el Caribe.

En 2011 Nicaragua demandó a Costa Rica ante la CIJ por supuestos daños ambientales al río San Juan durante la construcción de un camino de lastre en territorio costarricense.

Además, en el 2013, Costa Rica denunció ante la Corte que Nicaragua había abierto dos caños más en la zona, violando las medidas cautelares que impedían a ambos países ingresar al sitio con personal civil, policial, gubernamental o militar.

En Costa Rica, un país de 5 millones de habitantes, viven unos 400.000 nicaragüenses según cifras oficiales, pero organizaciones de derechos humanos y migrantes creen que el número podría ser de hasta el doble.