• San Salvador, El Salvador |
  • |
  • |
  • EFE

La gran mayoría de salvadoreños opina que el expresidente Mauricio Funes (2009-2014), asilado actualmente en Nicaragua, debe volver a El Salvador y enfrentar un juicio por delitos de corrupción, según una encuesta de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) publicada hoy.

La medición, elaborada por el Instituto Universitario de Opinión Pública (Iudop), señala que el 87,8 por ciento de la población opina que Funes "debe regresar al país y enfrentar el juicio" por la supuesta malversación de más de 351 millones de dólares y pagar sobornos al ex fiscal general Luis Martínez.

Por su parte, el 9,4 por ciento de los salvadoreños respalda a Funes y señala que "está siendo acusado de forma injusta", mientras que el 2,9 por ciento "no sabe" o no respondió.

La casa encuestadora también preguntó a la población sobre la condena de 10 años que recibió el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) por la apropiación y lavado de más de 300 millones de dólares del Estado.

El 65,5 por ciento opinó que la condena, considerada mínima por muchos sectores y que Saca obtuvo a cambio de confesar sus delitos, "debió haber sido más severa", el 30,1 por ciento señaló que "fue justa" y el 4,4 por ciento se abstuvo de opinar.

El expresidente salvadoreño Funes niega que haya recibido dinero de Odebrecht

El expresidente Saca llegó al poder en 2004 como uno de los políticos más populares del país, pero pasó a la historia como el primer exmandatario de la democracia salvadoreña condenado por corrupción. La encuesta del Iudop se llevó a cabo entre el 16 de noviembre y 2 de diciembre, con una muestra nacional de 1.806 entrevistas a personas adultas, y con un error de muestreo de más o menos 2,3 por ciento y un 95 por ciento de confianza.

El expresidente salvadoreño, Mauricio Funes / Archivo De acuerdo con el fiscal general, Douglas Meléndez, el exgobernante Funes encabezó una estructura que sustrajo más de 351 millones de dólares de dinero estatal a ocho cuentas particulares y de las que sacaron más de 292 millones en efectivo.

El exmandatario enfrenta otro proceso penal por supuestamente pagar unos 935.000 dólares al ex fiscal general Luis Martínez para evitar la investigación por un armisticio de las pandillas que impulsó, por la construcción irregular de una represa y otros casos.

Funes, quien llegó a gobernar bajo la bandera del "cambio" del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ante la corrupción de administraciones anteriores, es el tercer presidente de la democracia salvadoreña en ser acusado de apoderarse de dinero público. Los casos de corrupción que implican a expresidentes, incluido el fallecido Francisco Flores (1999-2004), suman más de 666 millones de dólares.