•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica reveló hoy que el país cuenta con 307.000 hectáreas de humedales, lo que representa un 6 por ciento del territorio nacional.

El ministerio divulgó el primer Inventario Nacional de Humedales que busca mejorar la dirección sobre la toma de decisiones técnicas, presupuestarias y políticas para impulsar la gestión de los ecosistemas de humedal en el país.

Los resultados reflejan que Costa Rica cuenta con más de 307.000 hectáreas de humedal, debidamente registradas, lo cual corresponde al 6 por ciento del territorio nacional.

De la totalidad del área, el 51 por ciento de los humedales se encuentran ubicados en propiedad privada y el 49 por ciento dentro de Áreas Silvestres Protegidas.

"Contar con esta herramienta actualizada permite avanzar en el cumplimiento de la implementación del plan estratégico de la Convención de Ramsar, y además identificar áreas prioritarias para detener los impactos que amenazan su conservación y planificar procesos de rehabilitación de humedales", dijo la coordinadora del Programa Nacional de Humedales, Jacklyn Rivera.

La mayor cantidad de cobertura de humedales en sus diferentes tipos se encuentra en el área de conservación Tortuguero (Caribe norte) con un 29,6 por ciento y en el Área de Conservación Arenal Huetar Norte (norte) con un 27,1 por ciento.

Estos datos reflejan que en la zona norte del territorio nacional se contempla el 56,7 por ciento de toda la cobertura de humedales en Costa Rica.

El Inventario Nacional de Humedales, realizado entre los años 2016 y 2018, es una herramienta que busca mejorar la gestión de los humedales del país, por medio de la identificación y delimitación cartográfica.

Además, los caracteriza según los ecosistemas palustres (pantanos, turberas, bosques inundados), lacustres (lagos y lagunas) y estuarinos (manglares y esteros).

Para las autoridades, este inventario es un insumo primordial para fortalecer la Política Nacional de Humedales, la cual es la herramienta de seguimiento y guía para implementar las acciones prioritarias en el territorio nacional, en concordancia con el desarrollo sostenible y la adaptación al cambio climático.

En la iniciativa participaron el Ministerio de Ambiente y Energía, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Proyecto Humedales, con financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, en conjunto con las 10 Áreas de Conservación continentales del país.