•   Usulután, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La joven salvadoreña Imelda Cortez, acusada de tentativa de homicidio cometido al supuestamente abortar, fue puesta en libertad hoy luego de permanecer en prisión 1 año y 7 meses.

Aunque la Fiscalía pidió cambio en la tipificación del delito, de tentativa de homicidio a abandono y desamparo de persona en perjuicio de una menor de edad, el juez del Tribunal de Sentencia de la localidad de Usulután (oriente), Hugo Noé García, absolvió a Cortez de los cargos de intento de homicidio.

Lea: Salvadoreña juzgada por aborto pacta cambio de delito para obtener pena leve

"En síntesis y luego de todos los elementos expuestos lleva a este juez a emitir un fallo absolutorio a favor de Imelda Cortez", señaló García durante la lectura del fallo.

El juez dijo que la "joven no actuó con dolo" y, de acuerdo con los informes médicos, "sufrió una grave perturbación de la conciencia luego de expulsar a su hija en una letrina".

También: Comienza juicio contra joven Imelda Cortez acusada de aborto en El Salvador

Añadió que la lectura de la sentencia será el próximo 10 de enero de 2019 a las 15.30 hora local (21.30 GMT).

Por su parte, Arnau Baulenas, uno de los abogados de Cortez, explicó que la decisión del juez "obedece a su independencia y, aunque se planteó un cambio en la tipificación en el delito, él tomó la decisión de absolver a Imelda del cargo por el que era acusada inicialmente".

Imelda Cortez fue puesta en libertad luego de permanecer en prisión un año y siete meses. EFE/END

"Estamos satisfechos por el fallo (...) valoramos el cambio (en el delito) que hizo la representación fiscal, pero al final tenemos que tener en cuenta que los jueces tienen independencia para decidir", indicó.

De interés: Imagen del presidente salvadoreño mejora y población ve avances en seguridad

La joven de 20 años de edad aceptó este lunes un "juicio abreviado" en su contra y el cambio en el delito para reducir su pena, y su defensa solicitó al juez que la dejara en libertad.

Cortez sufrió desde los 12 años de edad abuso sexual por parte de su padrastro, quien también la embarazó, y es procesada desde abril de 2017 por el delito de tentativa de homicidio agravado.

Durante el proceso, la defensa alegó que la joven sufrió una emergencia obstétrica durante su embarazo, producto de violación sexual de su padrastro, que llegó a término y actualmente su hija tiene un año y siete meses de edad.

El Salvador es uno de los pocos países del mundo en los que el aborto está prohibido en todas las circunstancias, y donde las mujeres que sufren complicaciones del embarazo, que provocan abortos espontáneos o emergencias obstétricas, son a menudo acusadas de homicidio agravado por la Fiscalía.