•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Costa Rica redujo en 2018 el número de homicidios después de cinco años de aumentos sostenidos en las muertes violentas, reveló este miércoles el gobierno.

Según el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, el año recién concluido registró 587 homicidios, 16 menos que los 603 del año inmediatamente anterior, cuando el país alcanzó el nivel de muertes violentas más altas de su historia.

"Es tremendamente relevante porque desde 2012 (el número de homicidios) viene en un ascenso importante, y en 2017 se rompió un récord histórico", dijo Soto en conferencia de prensa.

Costa Rica registró el año pasado 11,7 homicidios por cada 100.000 habitantes, por debajo de los 12,1 por 100.000 del año anterior.

Pese a la reducción, la cifra está muy por encima del promedio mundial de 5,3 homicidios por 100.000 habitantes, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Según Soto, los cinco meses iniciales de 2018 fueron "complicados" por una fuerte ola delictiva que hizo proyectar un aumento marcado en los homicidios.

Una intensificación de la acción policial, acompañada de estrategias en otras áreas, como promoción de empleo y actividades culturales y deportivas, permitieron la reducción de los homicidios.

El ministro precisó que la baja vino acompañada de cifras históricas en el decomiso de drogas y armas en el país centroamericano.

El año pasado fueron decomisadas 33,6 toneladas de cocaína, 6,7 toneladas de marihuana y 470 kilos de heroína.

También se decomisaron 2.155 armas, en su mayoría pistolas, las más usadas por el crimen.