• Panamá |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En su primer discurso en Panamá, donde se ha desplazado para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), el papa Francisco tocó este jueves uno de los temas más frecuentes, cuando se refiere al mundo de la política, la necesidad de “transparencia y honestidad”.

En un país considerado durante años un paraíso fiscal, Francisco instó a los cristianos a “tener la osadía” de crear “una cultura de mayor transparencia entre los Gobiernos, el sector privado y la población”.

Fotos: El papa reunido con obispos de Centroamérica y autoridades de Panamá

Francisco llegó al palacio Bolívar, sede de la Cancillería, para pronunciar su discurso a las autoridades panameñas, representantes del cuerpo diplomático, del mundo de la empresa y de la cultura.

A todos ellos les recordó que las nuevas generaciones pretenden que quienes “tienen una función de liderazgo en la vida pública, lleven una vida conforme a la dignidad y autoridad que revisten y que les ha sido confiada”.

“Es una invitación a vivir con austeridad y transparencia, en la responsabilidad concreta por los demás y por el mundo; llevar una vida que demuestre que el servicio público es sinónimo de honestidad y justicia, y antónimo de cualquier forma de corrupción”, aseveró.

Por su parte, el presidente Juan Carlos Varela, en su alocución, también recordó que en la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium”, Francisco ya había manifestado su petición a Dios “por más políticos capaces y honestos”.

Varela se refirió “a la política como una altísima vocación, siendo una de las formas más preciosas de la caridad porque busca el bien común”, resaltó el jefe de Estado.

El sueño de la unificación

Empezó el Papa recordando en su discurso que, en la ahora Cancillería de Panamá, el libertador Simón Bolívar “convocó a los líderes de su tiempo para forjar el sueño de la unificación de la patria grande”.

El papa animó a los jóvenes a desautorizar a quienes excluyen en acto de JMJ

“Convocatoria que nos ayuda a comprender que nuestros pueblos son capaces de crear, forjar y, sobre todo, soñar una patria grande que sepa y pueda albergar, respetar y abrazar la riqueza multicultural de cada pueblo y cultura”, señaló.

El Papa pidió a los obispos de Centroamérica que les “roben” los jóvenes a la calle y a la cultura de la muerte” y que sean una Iglesia que esté cerca del sufrimiento de su gente.

El Papa habló de Panamá como tierra de convocatoria “como demuestra el desembarco de todos estos jóvenes” para participar en la JMJ, e instó a todos a trabajar para conseguir “educación de calidad” y “en la promoción de trabajos dignos”.

Mensaje a obispos de la región

El Papa pidió a los obispos de Centroamérica que les “roben” los jóvenes a la calle y a la cultura de la muerte” y que sean una Iglesia que esté cerca del sufrimiento de su gente.

“Los exhortó, pues, a promover programas y centros educativos que sepan acompañar, sostener y potenciar a sus jóvenes; “robenselos” a la calle antes de que sea la cultura de muerte la que, “vendiéndoles humo” y mágicas soluciones se apodere y aproveche de su imaginación”, dijo en el encuentro en la iglesia de San Francisco de Asís en el Casco Viejo.

Más 110.0000 personas participan en Jornada Mundial de la Juventud de Panamá

Lamentó que “son muchos los jóvenes que dolorosamente han sido seducidos con respuestas inmediatas que hipotecan la vida” y que “se encuentran sumergidos en situaciones altamente conflictivas y de no rápida solución”.

Entre ellas citó la “violencia doméstica, femicidios, bandas armadas y criminales, tráfico de droga, explotación sexual de menores y de no tan menores...”.

Agregó que a veces estas situaciones son frutos de “hogares resquebrajados tantas veces por un sistema económico que no tiene como prioridad las personas y el bien común y que hizo de la especulación su paraíso desde donde seguir engordando sin importar a costa de quién”.

“Así nuestros jóvenes sin hogar, sin familia, sin comunidad, sin pertenencia, quedan a la intemperie del primer estafador”, aseveró.

Inicia primera homilía del papa Francisco en Jornada Mundial de la Juventud en Panamá

Francisco instó los obispos a no tener miedo “a tocar y de acercarnos a las heridas de nuestra gente, que también son nuestras heridas, y esto hacerlo al estilo del Señor”.

“El pastor no puede estar lejos del sufrimiento de su pueblo; es más, podríamos decir que el corazón del pastor se mide por su capacidad de dejarse conmover frente a tantas vidas dolidas y amenazadas”, agregó.

El papa Francisco saluda a los participantes de la Jornada Mundial de la Juventud.

El Papa destacó en esta ocasión la figura de San Óscar Romero, y dijo que “su vida y enseñanza son fuente constante de inspiración para nuestras Iglesias y, de modo particular, para nosotros obispos”.

Recordó que el arzobispo Romero, que fue canonizado recientemente, “nos muestra que el pastor, para buscar y encontrarse con el Señor, debe aprender y escuchar los latidos de su pueblo, percibir el olor de los hombres y mujeres de hoy hasta quedar impregnado de sus alegrías y esperanzas, de sus tristezas y angustia”.

Pide por Venezuela

El papa Francisco también instó este jueves a hacer esfuerzos para evitar “sufrimiento” a los venezolanos ante el recrudecimiento de la crisis y ofreció la ayuda de la Iglesia para superar los “miedos y recelos” contra los migrantes en América Latina.

El papa pide "transparencia" y "honestidad" de los Gobiernos desde Panamá

Mientras Francisco volaba el miércoles hacia Panamá para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, Venezuela entró en un nueva fase de incertidumbre política en medio de un nuevo estallido de protestas contra el Gobierno que dejan 16 muertos.

“La Iglesia, gracias a su universalidad, puede ofrecer esa hospitalidad fraterna y acogedora para que las comunidades de origen y las de destino dialoguen y contribuyan a superar miedos y recelos, y consoliden los lazos que las migraciones, en el imaginario colectivo, amenazan con romper”, sostuvo.

Sus palabras resuenan entre los muchos de los jóvenes que viajaron a Panamá para el encuentro de cinco días con el Papa argentino, de 82 años.

Papa pide esfuerzos para evitar "sufrimiento" a los Venezolanos

“Si hay una persona que puede provocar un cambio” a favor de los migrantes “es él”, dijo el guatemalteco José Paz, de 20 años y cuya familia migró a Estados Unidos.

Y más en “este momento en el que todos estos temas están en auge, porque no hemos tenido dirección, no hemos tenido cómo enfrentarlos”, agregó.