• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • EFE

Honduras ha brindado ayuda humanitaria a unos 9.544 inmigrantes centroamericanos de una caravana que busca llegar a Estados Unidos, informó este martes la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

El subdirector del organismo de protección civil hondureño, Gabriel Rubio, dijo en un comunicado que ese organismo ha atendido a "un total de 9.544" inmigrantes "centroamericanos" de la caravana en la ciudad guatemalteca de Tecún Umán desde el pasado 17 de enero.

Lea: Honduras y México intercambian buenas prácticas en atención de niñez migrante

"En los primeros días se atendió a 3.200 personas, la cifra subió rápidamente hasta llegar a los 9.544 inmigrantes auxiliados, entre los que además de hondureños hay salvadoreños, guatemaltecos y nicaragüenses", subrayó Rubio.

Un equipo de médicos y voluntarios de la Copeco viajó el día 17 a Guatemala para ofrecer ayuda humanitaria a los inmigrantes y transporte para los que deseen retornar a su país, en el caso de los hondureños, añadió.

También: Trump acusa a Honduras, Guatemala y El Salvador de "animar" las caravanas

La delegación de la Copeco ha atendido consultas médicas de los inmigrantes que han sufrido alteraciones de salud como hipertensión, descompensaciones, insolación y quemaduras en la piel, entre otras.

Además, ha entregado a los inmigrantes objetos de aseo personal, un botiquín de primeros auxilios, paquetes de pañales desechables y otros accesorios a las personas que viajaban con bebés, indicó la Copeco.

Honduras ha brindado ayuda humanitaria a unos 9.544 inmigrantes centroamericanos de una caravana que busca llegar a Estados Unidos. EFE/END

El organismo también ha repartido agua y cerca de 30.000 platos de comida a los inmigrantes centroamericanos y trasladado a una cantidad no precisada de hondureños que decidieron abandonar la caravana.

De interés: 175 nicaragüenses buscan entrar en México solicitando asilo

Centenares de inmigrantes hondureños emprendieron el día 14 una caravana con la idea de llegar a Estados Unidos, pero más de 700 ya han retornado al país tras desistir de continuar el viaje, según cifras oficiales.

La Ciudad de México aplicó el lunes el nuevo protocolo para la atención de inmigrantes que está vigente desde el 1 de diciembre de 2018 como parte de los planes ante la llegada de 2.500 centroamericanos que viajan en caravana hacia Estados Unidos.

Ahora, las personas desplazadas desde países como Honduras, El Salvador y Guatemala tienen que registrarse a la entrada del Estadio Jesús Martínez "Palillo" habilitado como albergue temporal, pasar un control de seguridad y colocarse una pulsera verde en la muñeca para poder ser fácilmente localizados por las autoridades.

Según Rubio, ya son 11.000 los inmigrantes que han solicitado la tarjeta de visitante por razones humanitarias, que después de un proceso que tarda "entre dos y cinco días hábiles", les permite pedir empleo y transitar de manera libre en territorio mexicano.

Otra caravana de hondureños salió el 13 de octubre de 2018 con rumbo a Estados Unidos, aduciendo que lo hacían por falta de trabajo y la inseguridad en su país.